Inicio ASP Una píldora de vitamina D al día puede mejorar el rendimiento físico...

Una píldora de vitamina D al día puede mejorar el rendimiento físico y reducir riesgo de enfermedad cardíaca

Compartir

De acuerdo a las conclusiones de un estudio preliminar presentado el pasado día 1 de noviembre en la Conferencia anual de la Sociedad de Endocrinología, en Edimburgo, tomar suplementos de vitamina D puede mejorar el rendimiento físico y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón.

La vitamina D, que es tanto una vitamina como una hormona, ayuda a controlar los niveles de calcio y fosfato en la sangre y es esencial para la formación de huesos y dientes. Las fuentes de vitamina D son el pescado azul y los huevos, pero puede ser difícil obtener la cantidad suficiente llevando simplemente una dieta normal. La mayoría de las personas generan vitamina D mediante la exposición de su piel a los rayos ultravioleta B de la luz solar.

Estudios anteriores sugieren que la vitamina D puede bloquear la acción de la enzima 11-βHSD1, que es necesaria para fabricar cortisol, “la hormona del estrés“. Los altos niveles de cortisol pueden aumentar la presión arterial al restringir el flujo de sangre de las arterias, estrechar los vasos sanguíneos y estimular a los riñones para que retengan agua. Como la vitamina D puede reducir los niveles de cortisol circulante, también podría teóricamente mejorar el rendimiento durante el ejercicio y disminuir los factores de riesgo cardiovascular.

En este último estudio, los investigadores de la Universidad de Queen Margaret de Edimburgo dieron a 13 adultos sanos, emparejados por edad y peso, 50μg de vitamina D al día o, en su defecto, un placebo durante un período de dos semanas. Aquellos adultos a los que se les suministró vitamina D tenían una presión arterial más baja en comparación con los que recibieron un placebo, además de tener niveles más bajos de cortisol en la orina. Tras un examen de aptitud física se determinó que el grupo que tomaba vitamina D podía andar 6,5km. en bicicleta en 20 minutos, en contraste con los sólo 5 km recorridos al comienzo del experimento. A pesar de andar en bicicleta un 30% más en el mismo tiempo, el grupo que tomó los suplementos de vitamina D también mostraron signos de menor esfuerzo físico.

Alrededor de diez millones de personas en Inglaterra pueden tener niveles bajos de vitamina D. Por término medio, uno de cada diez adultos tiene niveles bajos de vitamina D en verano, en comparación con los dos de cada cinco que se registran en invierno. Y dado que las personas con piel más oscura son menos eficientes a la hora de producir vitamina D mediante la exposición a la luz del sol, hasta tres de cada cuatro adultos con piel oscura tienen niveles deficientes en invierno.

Nuestro estudio piloto sugiere que tomar suplementos de vitamina D puede mejorar los niveles de aptitud física y reducir los factores de riesgo cardiovascular como la presión arterial“, comentó la Dra. Raquel Revuelta Iniesta, co-autora del estudio. “Nuestro próximo paso es llevar a cabo un ensayo clínico mayor, durante un período más largo de tiempo, tanto en individuos sanos como en grupos grandes de deportistas, como ciclistas o corredores de larga distancia“.

La deficiencia de vitamina D es un síndrome silencioso relacionado con la resistencia a la insulina, la diabetes, la artritis reumatoide, y con un mayor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer“, comentó el autor principal del estudio el Dr. Emad Al-Dujaili.”Nuestro estudio se suma al conjunto de pruebas que muestran la importancia de abordar este problema tan generalizado“.
..Susana Calvo