Inicio ASP Claves a tener en cuenta para dar un diagnóstico de Autismo fiable

Claves a tener en cuenta para dar un diagnóstico de Autismo fiable

Compartir

Los resultados de un análisis retrospectivo publicado el 20 de octubre en la revista Autism indican que una proporción significativa de niños diagnosticados con trastorno del espectro autista (TEA) con el tiempo pierden su diagnóstico, en la mayoría de los casos debido a la recepción de nueva información. Stephen J. Blumberg, Doctor en el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de Hyattsville, Maryland, y sus colegas observaron que el 13% de los niños con TEA habían sido diagnosticados erróneamente.

Estos niños cuyo diagnóstico ha sido erróneo presentaron una menor probabilidad de haber sido tratados por un especialista, que aquellos cuyo diagnóstico no ha cambiado, y sus padres eran menos propensos a tener preocupaciones acerca del desarrollo de las habilidades de sus hijos.

Los resultados de este estudio sugieren que algunos niños con retraso en el desarrollo, problemas en cuanto a la flexibilidad cognitiva, u otras afecciones pueden estar recibiendo diagnósticos provisionales e imprecisos de TEA por parte de los no especialistas“, escriben los investigadores.

Estos cambios a lo largo del tiempo pueden complicar el uso de encuestas y métodos de vigilancia retrospectivos para estimar la prevalencia actual de los TEA, las características de los niños que actualmente tienen TEA, y la adecuación de los servicios para esta población“, añaden.

La pérdida de diagnóstico
Al explicar los orígenes del estudio, el Dr. Blumberg comentó: “Nos hemos percatado desde hace un tiempo que algunos niños que han sido diagnosticados con trastorno del espectro autista no muestran signos de autismo más adelante.”

Teniendo en cuenta que las encuestas han revelado que los niños diagnosticados con anterioridad ya no tenían el diagnóstico en el momento en que sus padres fueron entrevistados, añadió: “En otros estudios se ha sugerido que entre un 3% y un 25% de los niños con un diagnóstico de TEA pierden ese diagnóstico con el tiempo”. “Ahora nos interesaba saber y entender un poco más acerca de quién es más probable que pierda un diagnóstico de autismo y cuáles son las razones más comunes.”

Los investigadores utilizaron datos de encuestas de ruta hacia diagnóstico y servicios que tenían que ver con niños de 6 a 17 años, de los cuales 1.607 estaban diagnosticados con TEA en el momento o habían sido diagnosticados previamente. Además, examinaron los informes de los padres acerca de sus primeras preocupaciones sobre el desarrollo del niño, las respuestas a esas preocupaciones por parte de los médicos y otros profesionales de la salud y el diagnóstico del subtipo de TEA recibido.

De los niños diagnosticados con TEA, se estimó que el 13,1% (187) perdió el diagnóstico, siendo la razón más común para perderlo la recepción de nueva información (73,5%), seguido por el hecho de haber sido diagnosticado para recibir servicios (24,2%), y el tratamiento o la maduración (21,0%). El diagnóstico de reemplazo más frecuente fue de déficit de atención / hiperactividad (45,9%), seguido de un trastorno sensorial, auditivo o de procesamiento (22,6%), ansiedad (17,4%), y depresión (12,9%).

Cabe destacar que los padres de niños que anteriormente habían sido diagnosticados con TEA eran menos propensos que los padres de niños con un diagnóstico actual a estar preocupados por la comunicación verbal, la comunicación no verbal, el aprendizaje o la presencia de gestos o movimientos inusuales (razón de momios [AOR], 0,17 , 0,30, 0,41, 0,35, respectivamente).

Creo los proveedores de salud reconocen que los niños pueden ser mal diagnosticados inicialmente debido a las dificultades que diferencian a los niños pequeños con TEA de los niños con otros retrasos en el lenguaje o retrasos en el desarrollo“, dijo el Dr. Blumberg.”Y también saben que hay variabilidad en la calidad de las prácticas de selección y evaluación, por lo que en esa medida, no creo que nada de esto sea particularmente nuevo“.

Sin embargo, los resultados pueden ser muy tranquilizadores para los padres: “Un diagnóstico de autismo puede ser difícil emocionalmente, y este estudio confirma que los diagnósticos de TEA pueden cambiar, y a veces lo hacen, mientras los niños maduran y superan los retrasos y la información es asimilada por sus proveedores de atención médica“, concluyó el Dr. Blumberg.
..Susana Calvo