Inicio ASP Según un estudio, personas asintomáticas infectadas con el virus del dengue pueden...

Según un estudio, personas asintomáticas infectadas con el virus del dengue pueden transmitirlo a mosquitos

Compartir

Las personas asintomáticas infectadas con el virus del dengue pueden transmitirlo a los mosquitos y eso representa un riesgo, pues están más expuestas a estos insectos que las que saben que están enfermas, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Hasta ahora, la comunidad científica asumía que los niveles del virus en la sangre de las personas asintomáticas eran demasiado bajos para que pudieran infectar a los mosquitos. Una asunción que parecía inquebrantable, pero que Philippe Buchy, investigador del Instituto Pasteur de París, y su equipo quisieron poner a prueba esa sentencia con un experimento en el que inyectaron a mosquitos de laboratorio sangre de 181 personas con niveles detectables del virus del dengue.

La sorpresa para los científicos fue grande al descubrir que los individuos asintomáticos habían transmitido el dengue a pesar de presentar menores niveles del virus en la sangre.
Con estos datos, el estudio concluye que las infecciones de dengue a través de personas asintomáticas pueden contribuir a la trasmisión del virus más de lo que se creía hasta el momento, sobre todo porque estos individuos están más expuestos a los mosquitos que transmiten el dengue que los que ya saben que están enfermos y permanecen recluidos en sus casas u hospitalizados.

¿Qué es el dengue?
El dengue es una enfermedad infecciosa transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite el chikungunya. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 390 millones de personas son infectadas de dengue al año y 500.000 de ellos sufren la versión más grave, la hemorrágica, cuando apenas hace medio siglo tan solamente se registraban 15.000 casos en nueve países del sureste asiático.

La enfermedad causa estragos en América Latina y el sureste asiático y según la máxima autoridad sanitaria, los casos aumentaron “de forma alarmante” en la última década “a causa del turismo y la urbanización descontrolada”, en zonas urbanas y semiurbanas, por lo que se ha convertido en un problema de salud pública, ya que el mosquito se ha empezado a adaptar cada día más a diferentes alturas y temperaturas.

En América, el número de casos se ha multiplicado por cinco durante la última década, y es que se pasaron de 517.00 registrados en 2003 a los 2,3 millones detectados en 2013. Y en este año, Taiwán está sufriendo la peor epidemia de dengue en su historia con más de 130 muertos y más de 30.000 infectados desde principios de mayo, de los que más de 28.700 ya se han recuperado.
..Emilio Ramirez