No se pierda

Anil Potti, que falseó los datos de su técnica genética para combatir el cáncer, ya puede volver a investigaciones públicas

12 de noviembre, 2015
Anil Potti

El Dr. Anil Potti, un investigador del cáncer tuvo que dimitir de sus cargos en la Universidad de Duke una vez que las autoridades federales demostraron que las conclusiones de su investigación sobre la técnica genética para combatir el cáncer eran falsas.

La propia Universidad de Duke comenzó a dudar de la honestidad de las investigaciones de Potti que acabaron con la conclusión de que se podía combatir el cáncer con una técnica genética que permitiría detectar a tiempo el mal y acertar en la quimioterapia, con apenas un 10% de margen de error. Potti había publicado un estudio sobre los patrones de genes que tenían potencial para predecir la respuesta del paciente a quimioterapias específicas y daba detalles que se referían a los datos estadísticos de la Universidad del Centro Oncológico MD Anderson.

Dos bioestadísticos de MD Anderson Cancer Center de Houston, trataron de reproducir el trabajo, pero después de dos años de intentos no lo lograron, lo que dio pie a que 15 investigadores europeos hiciera saber sus preocupaciones por la validez y fiabilidad del informe al Instituto Nacional del Cáncer.

La Journal of Clinical Oncology ha retirado las investigaciones de Potti al no poder reproducir los experimentos para obtener las mismas conclusiones.

Potti anunció que su trabajo era “lo mejor de la medicina personalizada” y abría una nueva era en la atención del cáncer. Su trabajo de investigación predecía, con una prueba genética qué pacientes de cáncer de pulmón de etapa inicial necesitarían quimioterapia posquirúrgica para sobrevivir y cuáles tendrán buen pronóstico sólo con cirugía.

Cinco años después del escándalo, que se dio a conocer en 2010, Potti ya es libre de poder participar en otras investigaciones oncológicas de carácter público porque ese fue el tiempo que acordó con la Oficina federal que estaría fuera.
..Lola Granada