No se pierda

Un hombre de Salamanca recibe el primer implante torácico hecho con impresión 3D

12 de noviembre, 2015
Impresión 3D titanio

Ya no sorprenden las noticias que hacen referencia a impresoras 3D que consiguen hacer reproducciones exactas de órganos, y es que si algunos años atrás el simple hecho de plantear la posibilidad de que mediante la impresión se pudieran obtener réditos aplicados a la medicina, era poco menos que una utopía, cada vez más, los avances que se están dando hacen pensar que esta tecnología de impresión en 3D es una herramienta de enorme utilidad para la comunidad médica.

Ya son varios y relevantes los casos de creación de órganos, tejidos y prótesis con la tecnología de las impresoras 3D. En un hospital de Michigan (Estados Unidos), hace dos años, el diseño por impresión tridimensional permitió crear una tráquea artificial para salvar la vida de un bebé de 20 meses.

En agosto del pasado año, en el Hospital de la Universidad Zhejiang (en Hangzhou, China), a un paciente de 21 años que presentaba un tipo de tumor extremadamente raro en su columna vertebral, se le pudo implantar una prótesis a medida que, diseñada en laboratorio, se hizo a partir de una impresora láser de tercera dimensión.

O en Europa, el caso de una paciente en el Hospital Universitario de Utrecht (Holanda) que, en marzo del pasado año, se convertía en la primera persona del mundo en recibir una prótesis completa de cráneo elaborada gracias a una impresora en 3D y compatible con su organismo.

El caso más reciente se ha dado en España, concretamente en el Hospital Universitario de Salamanca. El paciente, un hombre de 54 años, había perdido por el cáncer -un sarcoma de ocho por ocho centímetros- parte de su esternón y caja torácica.

Ante la magnitud de la pieza que se debía implantar en este hombre, el hospital salmantino encargó la pieza a la empresa australiana Anatomics que fabrica prótesis a medida, para que después de realizar un completo escaneo del torso del paciente, y modelar las partes que se iban a necesitar para ser reemplazadas, hicieron uso de una impresora 3D especial basada en un rayo de electrones.

Esta es la primera vez en el mundo que se hace uso de la impresión 3D para crear una parte del cuerpo humano de esas dimensiones y de tal complejidad. Los resultados de la intervención hablan por sí solos, y es que la prótesis de la caja torácica hecha con titanio encajó perfectamente en el torso del paciente, y a los 12 días de ser intervenido fue dado de alta.
..Redacción