No se pierda

Condenan a 10 meses de prisión a un falso dentista por ejercer en una clínica de Palma de Mallorca

13 de noviembre, 2015

El Juzgado de Instrucción nº10 de Palma de Mallorca ha condenado a 10 meses de cárcel por intrusismo a un hombre que trabajó como dentista en una clínica de la capital mallorquina sin tener ningún título que le habilitase para ejercer esa profesión, según ha informado el Colegio de Dentistas de Baleares.

La sentencia que, ha sido dictada tras un juicio rápido por la titular del juzgado de instrucción nº 10 de Palma, recoge la confesión del acusado, que admitió que “desde fecha indeterminada hasta como mínimo el mes de mayo de 2015”, realizó tratamientos odontológicos y ejerció como tal sin tener el título preceptivo.

El falso dentista que, fue acusado por una mujer a la que extrajo dos piezas dentales, ha visto reducida la condena en un tercio de lo previsto como pena máxima por intrusismo continuado porque confesó los hechos.

El Colegio aconseja a pacientes a saber la identidad y titulación de quien les atiende
El Colegio de Dentistas de Baleares que, se personó como acusación particular en el proceso, aconseja a los pacientes que consulten si su dentista está colegiado para ejercer con el fin de “cerciorarse de que quién les atiende es un profesional de la salud oral”, y es que un comunicado, la institución colegial indica que quienes requieren atención bucodental, están en su derecho de conocer el nombre y la titulación de cualquier profesional que participe en su tratamiento de salud oral.

Del mismo modo indica lo importante que es que “quien dé la información sobre el tratamiento propuesto y oriente al paciente sea un dentista, no un comercial o un gerente de la clínica”.

El Colegio que, asegura que colabora con las autoridades sanitarias y judiciales para perseguir el intrusismo en su sector, lanza un mensaje de tranquilidad a la población, por ello anima a los ciudadanos a que ante cualquier sospecha de que puedan haber sido tratados por un dentista que carecía de titulación, lo denuncien y lo pongan en conocimiento de las autoridades y/o del Colegio “para poder perseguir este tipo de prácticas ilegítimas por el bien de la salud de la población”.

Por su parte, concluye, “el Colegio  se ha personado y se personará en todas los procesos judiciales de los que tenga conocimiento y  en las que se pueda detectar alguna vulneración de la legalidad vigente, especialmente en aquellos que puedan atentar contra los derechos de los pacientes y los profesionales”.
..Redacción