No se pierda

La coordinación entre Atención Primaria y Medicina Interna contribuye a reducir el número de ingresos hospitalarios

16 de noviembre, 2015
hosp08.jpg

El envejecimiento de la población es uno de los grandes problemas actuales a los que se enfrenta España y que afecta de manera importante a toda la comunidad médica. Además, son varias las estadísticas que indican que este envejecimiento poblacional va a ir en aumento en un futuro no muy lejano, alcanzando en el año 2050 al 34% de la población española, lo cual repercutirá en el incremento de enfermedades crónicas que precisan de atención médica y, en ocasiones, de hospitalización.

El doctor Francisco Epelde, coordinador del Grupo de Urgencias de la SEMI, lo ha manifestado así en el XXXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se celebra en Sevilla del 11 al 13 de noviembre, indicando que “el envejecimiento poblacional es un problema primordial del colapso de las Urgencias Médicas, que se verá incrementado en las próximas décadas. Esto comporta atención a una gran cantidad de pacientes de edad avanzada y pluripatológicos a los cuales tenemos que buscar una alternativa a la hospitalización convencional”.

Por ello, desde la SEMI se hace especial hincapié en la importancia de la coordinación entre los Servicios de Atención Primaria y Medicina Interna, y Urgencias, para lograr una mejor asistencia a estos pacientes y conseguir evitar así el colapso en las Urgencias Médicas.

El profesional sanitario más cercano que tienen los pacientes es su médico de familia. La Atención Primaria juega un papel esencial en la detección y tratamiento en la detección de las agudizaciones de los pacientes crónicos, y de este modo evitar ingresos hospitalarios en Urgencias”, comenta el especialista.

Así, debido al actual colapso que existe en cuanto a los Servicios de Urgencias Hospitalarios, el doctor asegura que “probablemente no hemos sabido detectar precozmente las agudizaciones de estos pacientes, lo cual les lleva, en ocasiones, a precisar un ingreso hospitalario, siendo la vía de Urgencias la más frecuente de ingreso”.

De hecho, la adecuación al ingreso hospitalario es importante en todos los centros médicos para impedir que sean inadecuados. “Los hospitales deben de ser conscientes de que los ingresos que resultan inconvenientes pueden deteriorar, en ocasiones, a los propios pacientes, que tienen que reintegrarse en su vida cotidiana lo antes posible”, señala el experto.

La estructura hospitalaria actual dificultará la atención a los pacientes ancianos pluripatológicos en un futuro, si no encontramos otros medios de atención, al ser el número de camas hospitalarias limitado”, considera el doctor Francisco Epelde.

Unidades de Estancia Corta (UEC) y otras alternativas a la hospitalización convencional
Las Unidades de Estancia Corta (UEC) son una posible solución para reducir el colapso de Urgencias. El periodo de ingreso suele estar pactado a menos de 72 horas. En estas unidades, ingresan sobre todo, paciente pluripatológicos y aquellos que nos necesitan excesivos estudios clínicos. Dada la tipología de pacientes que ingresan en estas unidades el médico más adecuado para atenderlas es el especialista en Medicina Interna

Existen también otras alternativas que pueden conjugarse para disminuir los ingresos hospitalarios, desde Urgencias, como los hospitales de día que atienden a los pacientes que presentan agudizaciones, en horario de mañana y tarde, la hospitalización domiciliaria y las consultas externas monográficas para determinadas patologías prevalentes.

Según explica el doctor, “con un buen control de las patologías de los pacientes y la posibilidad de atención precoz en otros modelos asistenciales no necesariamente tendrían que ingresar a través de Urgencias en el hospital”. Un ejemplo son los centros socio-sanitarios, ya que no en todas las situaciones en las que el ingreso sea necesario, este debe realizarse en centros de alta tecnología.