No se pierda

Uruguay, país líder en América Latina en donación de órganos y tejidos en 2014

16 de noviembre, 2015
Donación de órganos

Uruguay se mantuvo en 2014 como líder en América Latina en donación de órganos y tejidos en términos relativos, con alrededor de 600 intervenciones el año pasado que permitieron mejorar o conservar la vida de los pacientes, según datos divulgados con motivo de la celebración del Día Nacional de la Donación y el Trasplante este pasado domingo 15 de noviembre. Y es que así lo afirmó a la Presidencia de Uruguay, la directora del Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Células, Tejidos y Órganos (INDT), Milka Bengoechea.

Para poder comparar la situación en relación a otros países, como expresó Bengoechea, se ha de tener en cuenta el número de trasplantados por cada millón de habitantes, así, de este modo, Uruguay se posicionó en 2014 en el primer lugar en América Latina, con 20 donantes por cada millón de personas, seguida de Brasil (13,4), Argentina (13,3), Cuba (11,0) y Panamá (7,2), según el último informe publicado por la Organización Nacional de Transplantes de España (ONT) con datos de todos los países de la región.

Además, Uruguay ocupó en 2014 el segundo puesto en cantidad de trasplantes por cada millón de personas, con 49,1 trasplantados por cada millón de habitantes, solamente superado por Costa Rica (50).

En Uruguay viven 3.000 personas trasplantadas
En total, se calcula que en Uruguay viven unas 3.000 personas trasplantadas, y cada año son 600 los uruguayos “que se benefician con una alternativa terapéutica que depende de un órgano o de un tejido solidariamente donado por la ciudadanía”, indicó la directora del INDT.

El órgano“numéricamente más importante”, y por ende el más solicitado es el riñón, y es que tiene una media de entre 130 y 140 intervenciones por año, -en 2014 se realizaron 140 trasplantes- con un total de 2.000 pacientes que se beneficiaron de un trasplante de riñón desde que comenzó a realizarse esta operación en Uruguay.

Bengoechea destacó la importancia que tiene este tipo de trasplante no solamente en la mejora de la calidad de vida de los pacientes que de otra manera dependerían de tratamientos como la hemodiálisis o la diálisis peritoneal, sino también en términos de costes para la sanidad pública. De esta manera, señala que el trasplante “cambia mucho la calidad de vida (al paciente) y el país ahorra muchísimo dinero”.

Donante presunto
En materia de trasplantes, Uruguay cambió su normativa en 2012 con la entrada en vigor de una ley que instaura el modelo de “donante presunto”, mediante la cual, se establece que todos los habitantes son donantes de órganos a menos que hayan expresado en vida su negativa.

Desde entonces, “la sociedad uruguaya ha respondido muy bien” al cambio de la ley anterior, de 1971, que establecía un modelo de “consentimiento expreso”, por el cual la persona debía declararse donante en vida o se consultaba a su familia luego del fallecimiento.

Aunque como dice Bengoechea, “poca gente se ha movilizado para expresar su negativa a la donación”, Uruguay, sin embargo aún tiene un “déficit” entre “la necesidad asistencial y lo que se logra trasplantar”, como “en cualquier lugar del mundo”, con unas 1.200 personas en lista de espera para recibir un órgano, concluyó Bengoechea.
..Redacción