No se pierda

Cada 30 segundos muere en el mundo una persona por cáncer de pulmón

17 de noviembre, 2015
Cancer de pulmón

Cada 30 segundos muere en el mundo una persona por cáncer de pulmón, según ha alertado el coordinador del Grupo de Trabajo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), José Luis Díaz-Maroto, con motivo de la celebración del Día Internacional del Cáncer de Pulmón.

El cáncer de pulmón constituye un importante problema de salud pública global y es el más mortífero del mundo, responsable de más muertes que la suma de los cánceres de mama, próstata o colon. Sin embargo es prevenible, no fumando, o dejando de fumar lo antes posible”, ha afirmado Díaz-Maroto.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del año 2013, en nuestro país fallecieron de este tipo de cáncer 17.559 hombres y 4.105 mujeres. “De estos datos obtenemos dos conclusiones muy importantes” –ha añadido el responsable de SEMERGEN–, “la primera es que la mortalidad por cáncer de pulmón en hombres en España tiende a la estabilización. La segunda, que la mortalidad por esta enfermedad en las mujeres españolas ha aumentado en diez años un 80%”. De seguir esta proyección, la mortalidad por cáncer de pulmón solo en mujeres superará en pocos años a la mortalidad de cáncer de mama, como ya ocurrió en Estados Unidos.

El doctor Díaz-Maroto cree que se debería reflexionar, por parte de todos los agentes implicados, en si se está actuando correctamente en la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer de pulmón. En relación a la prevención, este experto señala como primordial que los jóvenes no se inicien en el consumo de tabaco y que los fumadores dejaran de fumar lo antes posible, “pero esto debería ligarse a la subida del precio del tabaco, al cumplimiento de espacios sin humo, a la financiación de los tratamientos para dejar de fumar y a la realización de campañas sanitarias, que en nuestro país estén ausentes si comparamos con otras campañas en los medios de comunicación, como las del cáncer de mama o los accidentes de tráfico”. En relación al diagnóstico del cáncer de pulmón, el principal obstáculo es que generalmente no se realiza de forma precoz.

Para Díaz-Maroto es muy importante que el médico de Familia intervenga frente al tabaquismo, una enfermedad adictiva crónica que está íntimamente ligada al cáncer de pulmón, “e insistir a nuestros pacientes que con seguir hábitos de vida saludables, como realizar ejercicio, evitar la obesidad, comer sano, beber con moderación, tomar el sol con cuidado y no fumando, nos ahorraríamos un 30% de la mortalidad por cáncer”.