No se pierda

En el mundo, anualmente más de 800.000 niños menores de cinco años mueren por diarrea

20 de noviembre, 2015
Malnutrición

Más de 800.000 niños menores de cinco años en todo el mundo mueren al año por diarrea, lo que supone uno cada 40 segundos, debido a deficiencias en el saneamiento y la higiene. Además, alrededor de 2.400 millones de personas carecen de acceso a inodoros y cerca de 1.000 millones siguen practicando la defecación al aire libre.

Y es que estos datos, aunque cueste creerlo, en pleno siglo XXI ocurre en el mundo. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dio a conocer esta información con motivo del Día Mundial del Retrete que celebrado ayer, este año está dedicado a la relación perjudicial que conecta el saneamiento deficiente con la malnutrición para llamar la atención sobre la importancia de los aseos a la hora no solamente de tener una mejor higiene, sino también una mejor nutrición, y por ende salud.

Ban Ki-moon indicó que en el mundo, una de cada tres personas -2.400 millones- carece de servicios de saneamiento óptimos, y una de cada ocho defeca al aire libre.

En esta problemática, se centró sobre todo en los niños, y es que casi la mitad de las muertes de menores de cinco años se deben a la desnutrición y una cuarta parte de los niños de esta edad tienen retraso en el crecimiento. Además, en muchos otros y también en adultos, están enfermando gravemente, y a menudo padecen consecuencias para la salud y el desarrollo a largo plazo, incluso permanentemente durante toda su vida”.

Los retretes deficientes aumentan el riesgo de enfermedades y la malnutrición
Naciones Unidas recalcó que los retretes deficientes aumentan el riesgo de enfermedades y la malnutrición, un riesgo especialmente acuciante en las mujeres y los niños. Por ello, apuntó que uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados el pasado mes de septiembre para combatir la pobreza, la desigualdad y el cambio climático hasta 2030, es “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible, y el saneamiento para todos”, ya que este es un derecho humano.

En el planeta hay la suficiente agua dulce para alcanzar este objetivo, pero como indicó, una mala economía y deficientes infraestructuras, hace que cada año, millones de personas, en su mayoría niños, mueran por enfermedades relacionadas con un suministro inadecuado de agua, higiene y saneamiento.

El Día Mundial del Retrete fue aprobado en 2013 por una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas.
..Redacción