No se pierda

Llega a España el primer tratamiento para la hemofilia A que puede conservarse a temperatura ambiente

27 de noviembre, 2015
Hemofilia

La farmacéutica danesa Novo Nordisk ha anunciado la comercialización en España de su tratamiento para la hemofilia A turoctocog alfa que, comercializado con el nombre de ‘Novoeight’, es el primero que puede conservarse a temperatura ambiente durante nueve meses.

Como explica Víctor Jiménez Yuste, jefe del Servicio de Hematología del Hospital Universitaria de La Paz de Madrid, esta prestación, a los pacientes hemofílicos les aporta una “gran flexibilidad”, y es que deben administrarse, muchos de ellos como mínimo entre dos y tres veces por semana sus tratamientos por vía intravenosa.

Esta ventaja, considera que “unida al demostrado perfil de seguridad y eficacia a largo plazo del nuevo fármaco en la prevención y tratamiento de episodios hemorrágicos, supone un valor añadido para la mejora de la calidad de vida de las personas con hemofilia A”.

La hemofilia, trastorno de la sangre catalogado como enfermedad rara
La hemofilia es un problema hemorrágico que, al contrario de lo que mucha gente cree, no se puede contagiar, y es que es una enfermedad hereditaria que se nace con ella.

Quienes la padecen, cuando sangran, no lo hacen más rápido que lo normal, pero si pueden sangrar durante un tiempo más largo, pudiéndose producir hemorragias, tanto externas como internas. Esto se debe al déficit de los factores VIII de coagulación de la sangre.

El fármaco consiste en un factor VIII recombinante obtenido mediante ingeniería genética, que incluye filtrado de 20 nanómetros, lo que garantiza la máxima pureza del producto y una gran seguridad frente a patógenos infecciosos. Al respecto, como indica la responsable del Área de Trombosis del Hospital Regional Universitario de Málaga, Eva Mingot, el riesgo de contagio de otros virus “se reduce al máximo, evitándose sus comorbilidades añadidas”.

En España la hemofilia afecta entre 2.800 y 3.000 personas
Esta enfermedad está catalogada como rara por el ratio de incidencia que tiene en la población, y es que la hemofilia A -deficiencia en el factor VIII de coagulación- afecta a una persona por cada 10.000 habitantes, mientras que la de tipo B -la más grave, deficiencia del facto IX-, afecta a una persona por cada 30.000 habitantes.

En España la hemofilia afecta entre 2.800 y 3.000 personas, y la adherencia al tratamiento es uno de los principales retos que plantea, ya que requiere de tratamiento continuado para evitar las hemorragias, lo que se denomina tratamiento en profilaxis. Sin embargo, entre el 30 y 40% de los pacientes se estima que no lo sigue.
..Emilio Ramirez