Inicio ASP Científicos han sido capaces de limitar comportamiento autista en una investigación de...

Científicos han sido capaces de limitar comportamiento autista en una investigación de laboratorio

Compartir

En un estudio publicado esta semana en ACS Chemical Neuroscience, los investigadores de la Universidad de Saint Louis (SLU) informan que el tratamiento de ratones con un compuesto, SR1078, reduce el comportamiento autista. El medicamento, desarrollado por Thomas Burris, catedrático de farmacología y fisiología en SLU, y su laboratorio, aumenta la expresión de genes, teniendo en cuenta que son bajos en el cerebro de los pacientes autistas.

El trastorno del espectro autista es un grupo dentro de los trastornos de desarrollo neurológico, que se caracteriza por las dificultades en la interacción social, en la comunicación y por comportamientos repetitivos excesivos. En la actualidad, aunque hay medicamentos disponibles para tratar algunos de los síntomas, no existen terapias con medicamentos que traten el trastorno subyacente en sí mismo.

Aunque los científicos no entienden completamente las causas del autismo, los estudios han demostrado que ciertos genes tienden a ser bajos (bajo-expresados) en el cerebro de los niños autistas. El RORa, un receptor nuclear, también es bajo en este tipo de personas.

El equipo de Burris desarrolló un fármaco, SR1078, que aumenta la actividad de RORa, y, posteriormente, aumenta la expresión de los genes que faltan.

Hemos desarrollado los primeros fármacos que pueden dirigirse al RORa con eficacia. El SR1078 es, en este momento, más un compuesto que un verdadero medicamento. Tendrá que ser optimizado antes de estar listo para las pruebas en humanos“, dijo Burris. “Sin embargo, es capaz de llegar al cerebro, lo que es un factor clave“.

El grupo de Burris utiliza una raza particular de ratón que muestra un comportamiento autista y comportamientos tales como asearse en exceso, fijarse en objetos inanimados y tener déficits sociales.

Los ratones se asean constantemente. Los grabamos en vídeo y contamos sus actividades de aseo. Un ratón normal se aseó en torno a 125 veces en 10 minutos. Los ratones con un perfil autista se asearon 250 veces en ese lapso, debido a un comportamiento repetitivo en exceso“.

Cuando a estos ratones se les suministró el compuesto del fármaco, Burris observó, tanto un aumento en la expresión de los genes que faltaban y una reducción del comportamiento autista, con una disminución significativa de los eventos de aseo repetitivos.

Además, los estudios con células cerebrales humanas en cultivo también mostraron que el fármaco aumenta la expresión de estos genes.

En adelante, el equipo de investigación estudiará la actividad social de los ratones y verá qué efecto tiene el fármaco en este aspecto de su comportamiento.

La investigación aún está en sus primeras etapas y se requieren todavía muchos más estudios, incluyendo ensayos clínicos en seres humanos, antes de que pueda ser utilizado como terapia para niños con autismo. Sin embargo, el equipo de investigación se siente alentado por sus progresos en este campo, que en la actualidad cuenta con muy pocas opciones farmacológicas.
Existe una escasez de terapias para el autismo, ya que los fármacos aprobados son compuestos anti -psicóticos que tratan los síntomas únicamente”, dijo Burris. “Aspiramos a poder modular los genes que se “desregulan” por el trastorno. Esperamos que éste sea el comienzo del desarrollo de nuevas terapias enfocadas a la raíz del problema”.
..Susana Calvo