Inicio ASP Interrumpida la vacunación de 100.000 niños contra el meningococo B por falta...

Interrumpida la vacunación de 100.000 niños contra el meningococo B por falta de existencias

Compartir

Hasta más de 100.000 niños en España verán interrumpida su vacunación contra el meningococo B, tal y como informa El Confidencial, al anunciar la farmacéutica GSK que no dispone de las unidades necesarias para la segunda inyección en diciembre hasta el segundo trimestre de 2016. “Ni el Ministerio de Sanidad, ni la Agencia Española del Medicamento, ni el laboratorio que comercializa la polémica vacuna -GlaxoSmithKline-, dan soluciones a los niños que ya han sido vacunados con la primera dosis y que no van a ponerse la segunda en diciembre por la falta de suministro”.

Como ha explicado David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría a El Confidencial, “una vez puesta la primera dosis, lo ideal es poner la segunda, pero si no hay vacuna, no hay vacuna… las pautas no están puestas por gusto porque la primera dosis lo que da es una inmunidad para 2 o 3 meses”. En resumen, a partir de febrero, los niños que fueron vacunados perderán su protección.

No obstante, Moreno hace un llamamiento a la calma, al considerar que “aquellos niños” a los que se les vacunó “de una primera dosis, aunque pasen seis meses hasta que se les administra la segunda, no parten desde cero”, y es que indica que “esas primeras dosis, no son dosis perdidas, sino que son válidas”, asegura. Al final, agrega que “el último responsable es el laboratorio”.

Hay que recordar que hablamos de una vacuna -comercializada con el nombre de Bexsero- que la Asociación Española de Pediatría ya ha reclamado que se incluya en el calendario de vacunación, pero que la Administración no ha recomendado por motivos económicos, según explica el coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría.

Como informa El Confidencial, España ha sido el último país de 39 en la Unión Europea en permitir su venta. tras un duro debate. Hasta entonces, muchas familias españolas se veían en la obligación de desplazarse a Portugal o Francia, países en los que si estaba con anterioridad permitida su venta, para inmunizar a sus hijos de una enfermedad que representa siete de cada 10 casos de meningitis en España.

Cuando finalmente se aprobó su venta, los pediatras, incluidos los de la Seguridad Social, comenzaron a prescribir la vacuna a sus pacientes, tanto en ambulatorios como en centros privados.

El resultado, está dicho, se han acabado las existencias y hasta el segundo trimestre de 2016 no va a haber más, según confirma GSK.
..Redacción