Inicio ASP Una breve evaluación cognitiva, útil para estudiar los efectos de epilepsia en...

Una breve evaluación cognitiva, útil para estudiar los efectos de epilepsia en niños

Compartir

Tal y como sugiere una investigación reciente, un cribado cognitivo computarizado, rápido, portátil y fácil de administrar, utilizado en niños poco después de ser diagnosticados de epilepsia y en el primer año después de comenzar la medicación, tiene carácter informativo y resulta factible en el ámbito clínico.

La comorbilidad cognitiva en la epilepsia es una preocupación importante para los niños, para sus padres y para los médicos, comentó la autora del estudio Miya Asato, Doctora en Medicina de la División de Neurología Infantil del Hospital Infantil de Pittsburgh, Pensilvania, en una conferencia de prensa durante la 69ª Reunión Anual de la Sociedad Americana de Epilepsia (AES).

Todos los que trabajamos en la epilepsia pediátrica estamos preocupados por los efectos de las constantes convulsiones en niños que pasan períodos críticos de desarrollo cognitivo“. La preocupación de los padres, en particular, es el efecto que puede tener la medicación para la epilepsia en el rendimiento académico de sus hijos.

La investigación hasta la fecha parece indicar que los problemas cognitivos a menudo se producen antes de la aparición de las convulsiones y que estos defectos identificados son estables en el tiempo, dijo la Dra. Asato. “Lo que es trágico es que estos déficits a menudo no son reconocidos y por lo tanto no son tratados“.

A pesar de que el Instituto de Medicina (IOM) recomienda una rutina de cribado de comorbilidad en los niños, ya que el cribado sigue siendo “una necesidad no satisfecha“, dijo la doctora.
En Pittsburg, tenemos 16.000 niños que llegan a través de nuestras clínicas todos los años, y es difícil llevar a cabo ese cribado neuropsicológico para todos ellos, especialmente de forma longitudinal” dijo ella. “Así que si pudiéramos identificar a los niños con el riesgo más alto, sería muy valioso para los médicos”.

Añadió que una breve evaluación cognitiva computarizada durante la visita a la clínica podría identificar “problemas de aprendizaje” atencionales o problemas relacionados con el tratamiento que ayude a los médicos a tomar decisiones clínicas.

El nuevo estudio incluyó a 43 niños de 8 a 17 años (edad media, 12 años), la mayoría con epilepsia generalizada, que fueron tratados con una variedad de medicamentos. Estos pacientes fueron examinados justo después de su diagnóstico, pero antes de comenzar el tratamiento. De ellos, 33 ya han tenido una segunda prueba y 16 una tercera exploración. El tiempo entre la primera y la segunda prueba fue de 5,5 meses y para la tercera prueba fue de alrededor de 14,5 meses.

La batería de exploración cognitiva computarizada (los signos vitales del sistema nervioso central) que se utiliza en el estudio incluyó pruebas neuropsicológicas tradicionales, tales como la prueba de funcionamiento continuo, la prueba de Stroop, y mediciones de tiempo de reacción, así como las pruebas de memoria verbal y visual.

Los análisis mostraron que en el punto de partida, los niños como grupo estaban rindiendo dentro de lo que se considera el promedio en muchas de las pruebas cognitivas.
Pero los investigadores querían saber si habría cambios posteriores y, de ser así, ¿qué significado tiene esto en el “mundo real” en términos de rendimiento escolar, dijo la Dra. Asato. Para hacer eso, ella y sus colegas utilizaron el índice de cambio fiable, una medida que ve los cambios en el rendimiento entre un punto de tiempo y el siguiente y lo compara con las mediciones de coeficiente de fiabilidad test-retest.
Es una medida que se puede tomar en una base individual-sujeto, que indica si este cambio en el rendimiento es real o no.”

El estudio encontró que la mayoría de los niños (un 85%) tuvieron cambios estadísticamente significativos en el rendimiento en una o más medidas en la batería computarizada de la segunda prueba. “Muy pocos pacientes tuvieron ningún cambio” en la memoria, la velocidad psicomotora, tiempo de reacción, la atención compleja, y / o la flexibilidad cognitiva, dijo la doctora.

Estos cambios no parecen estar significativamente relacionados con la medicación, el tipo de convulsión, o si las convulsiones fueron controladas, dijo. “Lo que podemos sacar de esto es que hay un montón de cambios, pero todo es muy heterogéneo“.

Con esto y la información del test de fortalezas y ​​debilidades completado por los padres, los investigadores desarrollaron un algoritmo para ayudar a los médicos a identificar a pacientes de alto riesgo en el contexto de una clínica concurrida.

Si las puntuaciones son estables y los padres no reportan ninguna preocupación, entonces el médico podrá decidir si se proporciona orientación anticipada y observar al niño con el tiempo“, dijo. “Si las puntuaciones son estables, pero los padres tiene muchas preocupaciones, podría ser un niño al que convendría examinar, pero tal vez no tan urgentemente, y si las calificaciones bajan y los padres están preocupados, entonces se debe llevara a cabo una evaluación inmediata“.

Rápida y portátil
La proyección cognitiva se puede utilizar en un ordenador portátil, y es rápida, ya que los niños tardan cerca de 35 minutos en completarlo. “Un niño puede estar en una pequeña habitación y puede ser examinado antes o después de su visita con el médico,” apuntó la doctora.

Además, dijo, la proyección tuvo un “alto grado de aceptabilidad” entre los niños y sus padres.
También hizo hincapié en que se trata de una herramienta de evaluación y no de un instrumento de diagnóstico.Esto no es un sustituto de las pruebas estandarizadas que podrían realizarse a un niño”.

También señaló que el estudio incluyó a una población de pacientes seleccionados.Tenemos que probarlo en poblaciones de pacientes más diversas “.

Michael Yoong, profesor clínico del Muir Maxwell Epilepsy Center de la Universidad de Edimburgo, Escocia, y cuya investigación también fue presentada en la reunión, comenta que los cambios en la materia blanca pueden ayudar a explicar el deterioro cognitivo que sufren los niños con epilepsia de inicio temprano.
El examen cognitivo computarizado podríadefinitivamenteser utilizado en la clínica, dijo el Dr. Yoong.Como hemos escuchado, es muy importante obtener una evaluación al inicio del estudio, lo más parecida al diagnóstico como sea posible“, dijo. “Esto es algo que se podría utilizar en la clínica cuando se ve al paciente por primera vez“.

Adam Hartman, Doctor en Medicina y profesor asociado de neurología y pediatría del Centro Infantil Johns Hopkins en Baltimore, también pensó que la evaluación cognitiva computarizadapodría ser un medio útil para examinar a los pacientes en el momento del diagnóstico y periódicamente, sobre todo cuando hay cambios en el tratamiento“.

Sin embargo, las discrepancias entre los informes de los padres y el programa computarizado hacen necesario llevar a cabomás estudios“, dijo el Dr. Hartman.
..Susana Calvo