Inicio ASP Se implanta con éxito en Barcelona el primer ‘ojo biónico’ en Europa...

Se implanta con éxito en Barcelona el primer ‘ojo biónico’ en Europa a un sordo-ciego

Compartir

El primer paciente sordo y ciego en recibir un implante de visión artificial en España y en Europa ha sido operado con éxito en el Centro de Oftalmología Barraquer de Barcelona.

Según han explicado desde el centro oftalmológico, se trata de una operación pionera en el Viejo Continente y, la segunda en el mundo, en la que un paciente sordo y ciego con síndrome de Usher recibe un implante de visión artificial al que se le ha llamado ‘ojo biónico’.

Antes de entrar a la operación y acompañado de una intérprete, el paciente se mostró tranquilo y confiado en que sería un éxito y ha asegurado que después de la rehabilitación animará a sus compañeros con sordo-ceguera a hacer lo mismo.

El cirujano de la intervención y el coordinador adjunto del departamento de vítreo retina del centro Barraquer y uno de los dos únicos cirujanos que en España están habilitados para realizar este tipo de cirugía, el doctor Jeroni Nadal, explica que la operación supone un “caso ciertamente particular por tratarse de un síndrome de Usher que conlleva ceguera por retinosis pigmentaria y la falta de audición”.

El síndrome de Usher que, es la enfermedad genética más común que afecta tanto a la vista como al oido, sus principales síntomas son pérdida de la audición y de la visión causada por un trastorno ocular llamado retinitis pigmentaria.

Conseguirá una visión normal o similar a la que se produce de forma fisiológica
El objetivo de este ‘ojo biónico’ o también conocido como ‘implante de retina’, es el de proporcionar la estimulación eléctrica de la retina para aumentar la percepción visual en personas ciegas.

El doctor Nadal opina que la operación mejorará la calidad de vida del paciente y, afirma que conseguirá “una visión normal o muy similar a la que se produce de forma fisiológica cuando la retina envía un estímulo eléctrico al cerebro en respuesta a una imagen”.

El implante consta de una parte interna, que es la pedicular e intraocular, y una externa que se basa en unas gafas que tienen una micro cámara que captura las imágenes y éstas se envían a un pequeño ordenador del tamaño de un teléfono móvil que el paciente lleva encima, donde se procesan y transforma en instrucciones, y éstas se transmiten de forma inalámbrica a la antena del implante de retina.

Estos impulsos estimulan las células sanas que quedan en la retina y transmiten la información al cerebro a través del nervio óptico para crear la percepción de patrones de luz, los cuales los pacientes aprenden a interpretar.

Nadal, concluye que con este implante se aligerará la lista de espera generada por el éxito de la primera intervención realizada en el Centro de Oftalmología Barraquer. El sistema de prótesis de retina se ha operado aproximadamente 100 veces en todo el mundo, de las cuales cuatro fueron realizadas en España a partir de 2014.
..Redacción