No se pierda

Consejos básicos para preparar la Navidad: cuerpo y mente

17 de diciembre, 2015
Comida de Navidad

Las fiestas navideñas están cargadas de encuentros y comidas con familiares y amigos. La que se supone que debería ser una época de tranquilidad y felicidad acaba convirtiéndose, para muchos, en un estrés continuo por ser el perfecto anfitrión, las múltiples citas que atender y lograr mantener la línea.

Ana Márquez, dietista-nutricionista de Doctoralia, aporta 6 recomendaciones para disfrutar de estas fechas evitando las secuelas de los excesos en la alimentación que pueden repercutir tanto en el peso como en el funcionamiento de todo nuestro organismo.

  1. Masticar despacio: Comer rápido hace que no que no percibamos que nuestro estómago se está llenando e ingerimos mayor cantidad de comida que si masticásemos despacio disfrutando de lo que comemos. Un truco puede ser soltar los cubiertos entre bocado y bocado.
  2. Beber agua: Las bebidas alcohólicas son calóricas y esas calorías son vacías. Lo más aconsejable, para evitar situaciones incómodas, para quitar la sed y para controlar el aumento de peso, es acompañar las comidas y encuentros familiares con agua.
  3. Verduras y hortalizas: Preparar platos de verduras y hortalizas para las comidas, ya sean encuentro familiares cotidianos o típicos de estos días. Estos alimentos aportan salud y saciedad.
  4. Paseos en la sobremesa: Realizar un paseo después de comer ayuda a sentirse mejor con uno mismo y, a su vez, ayuda a nuestro cuerpo a mejorar el tránsito intestinal con lo que nos sentimos más ligeros.
  5. Alternativas de postre: Si se quiere controlar el aumento de peso es esencial dejar los dulces típicos de temporada sólo para las comidas festivas. Además, es aconsejable que en dichas ocasiones también se ofrezcan alternativas saludables como frutas de temporada.
  6. Planificar la dieta en caso de diabetes: En el caso de sufrir de diabetes, lo mejor para afrontar estas fechas es evitar comer por instinto y planificar bien la alimentación. El referente ante cualquier duda serán el endocrino, médico de familia, enfermeros y dietistas-nutricionistas especializados en diabetes.

David Moleiro, psicólogo de Doctoralia, proporciona por su parte 5 consejos básicos para preparar la Navidad psicológicamente, algo de lo que normalmente no nos preocupamos pero que será básico para conseguir disfrutar de estas fiestas.

  1. Las comidas y cenas familiares: Las reuniones familiares pueden ser fuente de estrés y de conflictos por diversos temas, por lo que es bueno prepararse para estos encuentros. Es recomendable moderar el consumo de alcohol para evitar las reacciones inadecuadas, así como determinados temas de conversación que puedan generar tensiones o discusiones. Todo ello es también aplicable a las cenas y comidas de empresa. Por otra parte, es importante recordar y saber que tenemos el derecho de no asistir si sabemos que va a ser negativo o desagradable, o de irnos en un momento dado.
  2. Planificar las compras: La mejor forma de afrontar las compras es teniendo claro con qué presupuesto contamos y saber que no queremos ni podemos salirnos de él, hacer un listado de a quiénes haremos regalos y qué les regalaremos, y planificar cuándo y dónde iremos a comprar. Planificar los sitios donde se tiene que ir a comprar y hacerlo en los horarios con menor afluencia de gente ayudan a reducir el estrés. Se deben ajustar las expectativas de lo que queremos comprar, para conseguir encontrar el regalo que queremos sin frustración. Para controlar el gasto, es importante llevar sólo dinero en efectivo.
  3. Navidades lejos de casa: Muchas personas tienen que pasar estas fiestas lejos de su hogar por motivos laborales o de otra índole. Es importante darse permiso para sentir la emoción que sea, pero sin quedarse atascado en ésta. Posteriormente, se debe aceptar la situación y buscar alternativas para disfrutar de las fiestas allí donde se esté. Es bueno contactar con los seres queridos, además de buscar personas con las que estar y apoyarse, es el momento para probar cosas nuevas.
  4. Evitar los excesos: Estas fiestas se caracterizan por la presencia de muchos excesos, en la comida, bebida, gastos… Para hacer la compra, es importante escribir una lista con todo lo necesario y con el estómago lleno, para evitar compras innecesarias. Eso sí, es bueno permitirse algunos caprichos.
  5. Afrontar la ausencia de alguien especial: Estas fechas se convierten en un recordatorio de que falta alguien especial en la familia, aportando a las fiestas nostalgia y tristeza, por eso es importante respetar los sentimientos, ritmos y tiempos de cada uno. Se deben construir unas “nuevas navidades”, sin olvidar a las personas que faltan pero permitiéndose disfrutar de las fiestas. Si se acuerda previamente, se puede reservar un momento para recordar a la persona que no está, haciendo partícipes a todos los miembros de la familia, teniendo en cuenta los momentos de dolor que, posiblemente, se vivirán.