No se pierda

Cómo morir sin dolor según el Dr. Álvaro Gándara, Presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos

21 de diciembre, 2015
Alvaro Gandara

El primordial derecho que puede asistir hoy a todo ser humano es el de la vida, pero cuando se ve afectado por unas condiciones de salud lamentables, que llevan a quien las padece a verse en una situación en la que se encuentra recluido en una unidad de cuidados intensivos, de la cual no sabe si saldrá, donde su existencia está en la cuerda floja y donde en cualquier momento puede producirse una salida irreversible y la existencia dependerá en el futuro de la aplicación de determinados medios extraordinarios, conectado a máquinas como el respirador artificial o a cualquier otra, cabe preguntarse si, en esa situación se está haciendo es cuidar la vida o prolongando la agonía que puede llevar inexcusablemente al paciente a la muerte.

El Dr. Alvaro Gándara del Castillo, Presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, asumiendo voluntariamente esta responsabilidad, en unas declaraciones recientes motivadas por el caso de Andrea, la niña gallega – como popularmente se le conoce – ha expuesto ampliamente y con claridad sus opiniones en una entrevista publicada en La Información que “ni ética ni deontológicamente es lícito permitir el sufrimiento”, y asegura que claro que existe el “encarnizamiento terapéutico” con pacientes que van a morir, “se empeñan en salvarlo por encima de todo”, y es que “en las facultades no se explica bien a los futuros médicos algo que puede parecer obvio: todos los pacientes se van a morir. todos. Y el 80% se va a morir de una enfermedad crónica avanzada e irreversible. Los médicos no solo deben aprender a curar, sino también a cuidar, a acompañar, a aliviar síntomas y a retirar tratamientos no necesarios”.

Para Gándara en España “urge que España comience a aplicar la atención paliativa a los enfermos que tienen una enfermedad irreversible. Conducta que no tiene nada que ver con la eutanasia, dado que esta comporta cortar la vida de una forma eficaz, rápida, limpia y barata. Los cuidados paliativos consisten en acompañar al paciente para que esté cuidado de la mejor forma posible el tiempo que le quede. Haciéndolo no sólo médicamente, sino social, familiar y psicológicamente”.

No obstante, explica que “estoy trabajando día a día con gente que se está muriendo, no me parece la mejor solución ofrecerle un suicidio

Hay que trabajar los cuidados paliativos “con tiempo, y aquí también ayudan mucho las unidades de cuidados paliativos, donde se establece una buena relación con los familiares desde el principio. Se trabaja con la familia, con los psicólogos, con los trabajadores sociales… se toman decisiones consensuadas y se conocen por anticipado. El comienzo de la intervención de los servicios de cuidados paliativos no tiene, como es natural, una fecha protocolariamente establecida para el inicio de su labor, puede ser un mes, seis meses o, incluso, años antes, si hace falta”, los cuidados paliativos, insiste el Dr. Gándara, “no son para los últimos momentos de la vida, sino para cuando hay una enfermedad crónica avanzada e irreversible que causa mucho sufrimiento a la familia y al paciente”.
..Lola Granada