No se pierda

Durante estos meses, la bronquiolitis es responsable del 90% de ingresos pediátricos

23 de diciembre, 2015
Bronquiolitis

Aproximadamente el 90% de los ingresos en pediatría producidos durante los últimos meses han estado causados por la bronquiolitis, y es que así lo informa el Hospital Vithas Xanit Internacional de Benalmádena, perteneciente al grupo sanitario Vithas.

En nuestro servicio de pediatría la bronquiolitis aguda representa el 90% de los ingresos y aproximadamente el 40% de los niños que llegan a urgencias pediátricas”, explica la pediatra de Vithas Xanit, la doctora Marta García.

Para tratar este aumento de casos, el hospital ha celebrado un curso de formación sobre bonquiolitis aguda para enfermería que, impartido por enfermeras pediátricas especializadas en esta patología, lo han expuesto de forma teórica y práctica, con las herramientas necesarias para el correcto manejo del niño ingresado con bonquiolitis.

Aspectos claves en el tratamiento y detección de esta patología, como la valoración de los signos de dificultad respiratoria, las medidas de soporte general, la administración adecuada de oxigenoterapia, las medidas de alimentación en estos pacientes o la educación sanitaria a padres y cuidadores, fueron impartidos en el curso, y es que como afirma la Dra. García, el desarrollo de este tipo de cursos en hospitales, es fundamental para poder ofrecer al paciente la mejor atención posible, ya que la mayoría de las intervenciones farmacológicas no han demostrado ser eficaces.

La bronquiolitis es una enfermedad infecciosa aguda que provoca una obstrucción inflamatoria de la vía respiratoria inferior que afecta principalmente a niños menores de dos años y que tiene su mayor pico de incidencia entre los meses de diciembre y febrero.

Su cuadro clínico, “es muy característico”, indica la especialista, por ello, prosigue que “es importante conocerlo, sobre todo los padres, para que lleven al pequeño a un especialista lo antes posible”.

Su primera manifestación es “un cuadro de catarro de vías altas (rinorrea y tos)” y “a los 2 ó 3 días suele aparecer la dificultad respiratoria, aumentando considerablemente la tos y la irritabilidad. También es habitual que disminuya el apetito” añade.

Para hacer frente a ella, hay un gran hándicap, y es que “no existe antiviral específico eficaz, por lo que las medidas de soporte general y respiratorio siguen siendo los estándares del tratamiento y en estas medidas juega un papel fundamental la enfermería que esté al lado del paciente. También es importante prevenir el contagio de esta patología, y esta prevención se basa en un adecuado lavado de manos de familiares y personal sanitario después del contacto con el paciente o sus objetos, evitando el humo del tabaco y recomendando la lactancia materna”, concluye la doctora García.
..Redacción