No se pierda

Un nuevo estudio indica que la metformina tiene el potencial para prevenir y tratar la preeclampsia

23 de diciembre, 2015
Preeclampsia embarazo

Un artículo publicado hoy en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology informa de que un medicamento utilizado comúnmente para el tratamiento de la diabetes, la metformina, puede tener el potencial para prevenir y tratar la preeclampsia. La metformina se ha utilizado para tratar la diabetes tanto en pacientes no embarazadas como en embarazadas, y se considera segura durante el embarazo.

La preeclampsia afecta a un 5-8% de todas las mujeres embarazadas y se diagnostica por la aparición de la hipertensión arterial y la presencia de proteínas en la orina después de 20 semanas de gestación. Esta enfermedad es la principal causa de muerte materna; aproximadamente se producen 100 muertes maternas y 400 muertes perinatales en todo el mundo al día. Hasta el momento, el único tratamiento para la preeclampsia es el parto.

La preeclampsia es un trastorno exclusivo de embarazo y está relacionado con problemas con la placenta. Un suministro inadecuado de sangre a la placenta causa daño a este órgano, lo que lleva a la liberación de toxinas en la sangre materna, causando un aumento de la presión arterial y el posible daño a múltiples órganos, como el hígado, el cerebro y los riñones.

En las últimas décadas, los científicos han identificado que la preeclampsia es un trastorno de las células endoteliales (células endoteliales están en la capa interna de todos los vasos sanguíneos del cuerpo). Al menos dos toxinas producidas por la placenta (receptor soluble del factor de crecimiento endotelial vascular y la endoglina soluble) aumentan con la preeclampsia, y pueden dañar las células endoteliales, haciendo la disfunción responsable de la enfermedad. Sin embargo, los fármacos destinados a disminuir la producción de estas toxinas no están actualmente disponibles para uso clínico durante el embarazo.

Un grupo de médicos y científicos del Hospital Mercy de la Mujer y de la Universidad de Melbourne, en Australia han informado que la metformina disminuye la producción de dos toxinas que se encuentran en niveles elevados durante la preeclampsia y también ayuda curar los vasos sanguíneos dañados. La autora principal del estudio, la doctora Fiona Brownfoot, cree que a la luz de los resultados de laboratorio, se deben llevar a cabo ensayos clínicos para ver si la metformina podría utilizarse para tratar a mujeres con preeclampsia. El profesor Stephen Tong, co-autor del estudio y director del Translational Obstetrics Group en el Hospital Mercy de la Mujer, hizo hincapié en que la metformina es segura durante el embarazo.

El redactor jefe de la sección de Obstetricia de la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology, Roberto Romero, definió los hallazgos in vitro como emocionantes y prometedores. El Dr. Romero indicó que un estado antiangiogénico (enfermedad que no favorece la formación de vasos sanguíneos) está presente no sólo en la preeclampsia, sino también en otras complicaciones del embarazo como la muerte fetal, la limitación del crecimiento fetal y el parto prematuro.

La metformina parece ser la aspirina del siglo XXI, ya que se ha descubierto que tiene beneficios para la salud inesperados, no sólo en la diabetes, sino también en la enfermedad de ovario poliquístico, y el trabajo reciente ha puesto de manifiesto sus propiedades contra el cáncer“, dijo el Dr. Romero. Él cree que se necesitan con urgencia hacer revisiones sistemáticas de los ensayos clínicos aleatorios previos en los que suministró metformina a las mujeres embarazadas, así como nuevos ensayos clínicos aleatorios, para determinar si esta simple intervención puede ser eficaz en la prevención de la preeclampsia y otras complicaciones del embarazo.
..Susana Calvo