Inicio ASP Los niños con alergias comunes tienen el doble de riesgo de padecer...

Los niños con alergias comunes tienen el doble de riesgo de padecer una enfermedad cardíaca

Compartir

Los niños con enfermedad alérgica, en especial el asma y la fiebre del heno, tienen aproximadamente el doble de la tasa de la presión arterial alta y el colesterol alto, poniéndolos en el camino de padecer una enfermedad cardiaca a una edad sorprendentemente temprana, como sugiere un nuevo estudio de la escuela Northwestern Medicine.

A pesar de que el estudio hizo pruebas controlando la obesidad, los niños con enfermedad alérgica tenían un riesgo mucho mayor de tener la presión arterial alta y el colesterol alto.

Este estudio muestra que el riesgo cardiovascular comienza mucho antes de lo que pensábamos“, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Jonathan Silverberg, profesor asociado de dermatología Feinberg School of Medicine de la Universidad de Northwestern.

El estudio será publicado el próximo 8 de diciembre en la revista digital Journal of Allergy & Clinical Immunology.

Sabiendo lo comunes que son estas enfermedades alérgicas en la infancia, el estudio sugiere que es necesario examinar a estos niños más agresivamente para asegurarnos de que no estamos pasando por alto el colesterol alto y la presión arterial alta“, dijo Silverberg. “Puede haber una oportunidad de modificar sus estilos de vida e invertir este riesgo”.

El asma, fiebre del heno y el eccema – cada vez más común en los niños estadounidenses – están asociados con la inflamación crónica, la actividad física alterada, alteraciones del sueño y una morbilidad significativa. Pero poco se sabe acerca de los factores de riesgo cardiovascular en niños con estas enfermedades.

Silverberg estudió la asociación de asma, fiebre del heno y eczema en los EE.UU. y los factores de riesgo cardiovascular a partir de datos de la Encuesta National Health Interview de 2012, que incluyó a 13.275 niños que eran representativos de la población de los 50 estados. Se diagnosticó asma en el 14% de los niños, el eccema en un 12% y la fiebre del heno en un 16,6%. El asma, fiebre del heno y el eccema se asociaron con mayores tasas de sobrepeso u obesidad.

Ya que la asociación con la hipertensión y el colesterol alto es independiente de la obesidad, Silverberg dijo que la inflamación que se da en el asma y fiebre del heno podrían contribuir a tasas más altas de riesgo de enfermedad cardiovascular. Además, los niños con asma grave suelen ser más sedentarios, lo que también puede tener un efecto perjudicial y aumentar la presión arterial y el colesterol.
..Susana Calvo