No se pierda

Las secreciones tóxicas del tumor intracraneal dañan el oído interno

28 de diciembre, 2015
tumor intercraneal

Un nuevo estudio de la escuela de Massachusetts Eye and Ear mostró que en algunos casos de schwannoma vestibular, un tumor a veces letal a menudo asociado con neurofibromatosis tipo 2 (NF2), las secreciones del tumor contienen moléculas tóxicas que dañan el oído interno. Los hallazgos, publicados en Scientific Reports, explican por qué algunos schwannomas vestibulares causan pérdida de audición a pesar de que no son lo suficientemente grandes como para comprimir las estructuras cercanas que controlan la audición.

Lo que se refleja en los libros es que estos tumores causan una pérdida de audición ya que crecen hasta el punto de comprimir del nervio auditivo“, dijo su autora principal, Konstantina M. Stankovic, Doctora en Medicina, cirujana otológica e investigadora de la escuela Eye ad Ear. “Sabíamos que no podía ser algo tan simple como eso, porque hay grandes tumores que no causan pérdida de audición y más pequeños que sí lo hacen“.

Los investigadores también identificaron TNFa (Factor de necrosis tumoral alpha), un compuesto tóxico implicado en otras formas de pérdida auditiva, como la molécula tóxica causante de las secreciones de los schwannomas vestibulares humanos. Cuando se aplicaron dichas secreciones directamente a una cóclea de ratón, observaron que el grado de daño celular estaba correlacionado con la gravedad de pérdida de audición en los seres humanos.

La pérdida de audición es, a menudo, el primer signo de un schwannoma vestibular. También denominados “neuromas acústicos”, los schwannomas vestibulares crecen a partir de las células de Schwann del nervio vestibular (equilibrio) en el oído interno y representan el cuarto tumor intracraneal más común. Aunque el schwannoma vestibular es un sello distintivo de la NF2, un trastorno genético que provoca el crecimiento de tumores por todo el sistema nervioso, lo más común es que los tumores aparezcan esporádicamente.

Aunque histológicamente no son malignos, los schwannomas vestibulares que crecen en tamaño pueden dañar las estructuras cercanas y pueden ocasionar la muerte mediante la compresión del tronco cerebral. Al comprimir los nervios en el conducto auditivo interno, los tumores pueden causar disfunción vestibular, parálisis del nervio facial y pérdida de audición neurosensorial.

Actualmente, los pacientes con schwannomas vestibulares sintomáticos o en crecimiento pueden someterse a una resección quirúrgica y radioterapia; sin embargo, ambos procedimientos pueden dar lugar a complicaciones graves.

Los hallazgos presentan una segunda forma en que los tumores pueden causar la pérdida de audición neurosensorial, mediante la secreción de moléculas tóxicas, incluyendo el TNFa. Los autores tienen la esperanza de que puedan desarrollarse nuevas terapias, porque no se conocen maneras de inhibir la producción de TNFa del cuerpo.

Ya que histológicamente son tumores no malignos, no necesitan ser eliminados o irradiados, siempre y cuando no estén creciendo. Sin embargo, la audición puede seguir disminuyendo incluso en pacientes con tumores que no crecen“, dijo el Dr. Stankovic. “Nuestros hallazgos sugieren que podría haber un método farmacológico de preservar la audición en algunos pacientes con schwannoma vestibular“.
..Susana Calvo