No se pierda

La sanidad queda amenazada por la prescripción enfermera

24 de diciembre, 2015
Aznar Jurado Alonso

Finalmente el gobierno ha publicado en el BOE el Real Decreto dos meses después de su aprobación. Con esta publicación “se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros”.

Este Decreto se ha encontrado con un rechazo frontal de las dos principales organizaciones que conforman la Mesa de la Profesión Enfermera, el Sindicato de Enfermería y el Consejo General de Enfermería. El propio Victor Aznar ha asegurado que con esta aprobación el Partido Popular consuma la “traición al sistema sanitario y a la profesión enfermera”.

Por otro lado, diferentes organizaciones médicas, como la OMC, se han expresado en contra de la prescripción enfermera porque lo han considerado un grave riesgo para los pacientes. Sin embargo, esta prescripción es una reivindicación histórica de la profesión que pedía el respaldo legal para recomendar medicamentos dispensados sin receta y con receta porque son prácticas que se realizan, en muchas ocasiones, con frecuencia, tanto en hospitales como centros de salud.

El nuevo marco legal ha dejado de lado la propuesta de los enfermeros y ha recogido la de los médicos, que consideraban que la responsabilidad del diagnóstico, tratamiento y prescripción les corresponde.

Las organizaciones han asegurado ya que estudiarán “todas las acciones que permita la legalidad vigente y la Constitución Española para tratar de evitar la aplicación del ignominioso artículo 3 de Real Decreto, incluyendo un calendario de acciones y movilización, así como actuaciones jurídicas, mediáticas e informativas que se llevarán a cabo en el ámbito nacional e incluso, internacional”, “no estamos dispuestos a poner en juego la seguridad jurídica ni de los profesionales, ni de los pacientes”.

Desde algunas comunidades autónomas como Cantabria, Baleares o País Vasco ya han confirmado que pedirán la derogación del Real Decreto.
..Alfonso Gonzlález