Inicio ASP La hipnosis: nueva opción para las cirugías de cerebro sin anestesia en...

La hipnosis: nueva opción para las cirugías de cerebro sin anestesia en pacientes con cáncer cerebral

Compartir

¿Podría la hipnosis ayudar a reducir el trauma psicológico asociado a la “craneotomía con paciente despierto” en los casos de cáncer cerebral? Una nueva técnica de “hipnosedación” ofrece una nueva alternativa para los pacientes que sean sometidos a un cirugía para los gliomas estando despiertos, tal y como sugiere un estudio publicado en la edición de enero de Neurosurgery.

La evaluación inicial muestra una alta tasa de éxito de la hipnosis en pacientes sometidos a “craneotomía despierta” para el cáncer de cerebro (glioma), señala la Dra. Ilyess Zemmoura del Centro Hospitalario Universitario de Tours, Francia, y colegas. Ellos creen que la hipnosedación podría ser especialmente valiosa en pacientes con cáncer cerebral muy avanzado.

La hipnosis proporciona sedación y relajación durante la craneotomía con paciente despierto
La Dra. Zemmoura y sus colegas evaluaron la técnica de la hipnosis en 37 pacientes sometidos a craneotomía “despierta”, principalmente para los gliomas de bajo grado, entre 2011 y 2015. En la craneotomía “despierta”, el paciente está sedado pero consciente, de modo que puede ser capaz de comunicarse durante la operación. Esto ayuda al cirujano a dirigirse de forma segura hacia tumor sin dañar la “corteza elocuente”, área crítica del cerebro involucrada en el lenguaje o el movimiento.

La preparación para la hipnosis comenzó unas semanas antes de la cirugía. El anestesiólogo / hipnotizador se reunió con el paciente para llevar a cabo una breve sesión de hipnosis y enseñar al paciente cómo crear un “lugar seguro”, un lugar imaginario donde pueda sentirse seguro.

En la sala de operaciones, los pacientes fueron llevados a un trance hipnótico; por ejemplo, se les instruyó a “dejarse llevar” y para “separar la mente y el cuerpo“. La experiencia hipnótica mejoró progresivamente durante los primeros pasos de la cirugía, incluyendo instrucciones específicas para cada paso potencialmente desagradable o doloroso de la cirugía.

Los 37 pacientes fueron sometidos a un total de 43 cirugías con hipnosedación (incluyendo reintervenciones en pacientes con gliomas recurrentes). La hipnosis falló en seis pacientes, que tuvieron que someterse a la técnica “dormido-despierto-dormido”. Otros dos pacientes decidieron no someterse a la hipnosis.

Cuando tenía éxito, la hipnosis era un método fiable y reproducible para la cirugía con paciente despierto, y las evaluaciones del cuestionario muestran poco o ningún impacto psicológico negativo. El éxito de la hipnosis parecía estar más fuertemente relacionado con la motivación y la determinación de los pacientes.

La hipnosedación parecía reducir el impacto de los acontecimientos desagradables durante la cirugía. Algunos pacientes reportaron altos niveles de estrés, pero esto no parece afectar a su experiencia subjetiva de la hipnosis. El único paciente que mostró signos de trastorno de estrés postraumático después de la cirugía tuvo una buena experiencia con la hipnosis.

Para los pacientes, las partes más desagradables de la cirugía fueron los pasos que implicaban ruido y vibración. El dolor parecía disminuir a medida que el nivel de la hipnosis se profundizó. Sólo dos pacientes dijeron que optarían a no someterse a la hipnosedación si tuvieran que someterse a una segunda craneotomía estando despiertos.

Una ventaja importante de hipnosedación es que permite al paciente permanecer despierto durante la cirugía. Esto evita la necesidad de despertar al paciente en mitad de la anestesia estándar “dormido-despierto-dormido”, que puede ser especialmente difícil en pacientes con gliomas de alto grado. Los autores señalan que su experiencia con la hipnosedación en dos pacientes con gliomas de alto grado fue exitosa.

Mientras que la evaluación inicial es alentadora, la Dra. Zemmoura y sus colegas señalan que no proporciona ninguna evidencia de que la hipnosedación sea superior a la anestesia estándar. También destacan la considerable inversión de tiempo y compromiso necesarios para preparar y llevar a cabo su técnica de la hipnosis: “Se requiere una participación intensa y una larga formación de todo el equipo, incluyendo el paciente“.
..Susana Calvo