Inicio ASP Miles de médicos residentes de Inglaterra se rebelan contra el Gobierno acudiendo...

Miles de médicos residentes de Inglaterra se rebelan contra el Gobierno acudiendo a la huelga

Compartir

Los médicos residentes de Inglaterra se rebelan contra el Gobierno y, tras romper las negociaciones sobre sus condiciones laborales, han anunciado tres jornadas de huelga en enero y febrero.

En concreto, los doctores que, participan en programas de especialización, una vez terminados sus estudios universitarios, han convocado un paro de 24 horas a partir del próximo martes 12 de enero que, con comienzo a las 8:00 horas, podría obligar a la cancelación de miles de citas médicas y operaciones programadas en Inglaterra.

Asimismo, han anunciado una parada de 48 horas a partir del martes 26 de enero desde las 8:00 horas y, una nueva jornada de huelga entre las 8:00 y las 17:00 horas del miércoles 10 de febrero.

A pesar de que estos paros programados pueden desencadenar en la suspensión de miles de citas médicas y operaciones ya programadas, el sindicato British Medical Association (BMA) señaló que durante los paros programados quedarán cubiertos los servicios de emergencias.

Los médicos residentes anunciaron la huelga después de dar por rotas las negociaciones con el Gobierno, si bien es cierto que han acordado que en los próximos días continuarán con las conversaciones.

Hay que recordar que, en noviembre, la BMA canceló otra serie de paros previstos ante la negativa del Gobierno a dar marcha atrás en una propuesta de contrato por la que estos profesionales verán disminuida su compensación por los turnos programados en horas “antisociales”.

En la actualidad, los residentes cobran un complemento salarial por las horas trabajadas entre las 19:00 y las 7:00 horas de la mañana de lunes a viernes, así como por todas las trabajadas en sábado y domingo.

El contrato propuesto por el Ejecutivo, les haría cobrar ese complemento desde las 22:00 hasta las 7:00 horas de la mañana entre semana y, a partir de las 19:00 horas del sábado.

Los médicos residentes consideran que este contrato no limita lo suficiente el número de horas seguidas que pueden trabajar, lo que a su juicio puede comprometer la seguridad de los pacientes. “Tras semanas de negociaciones, está claro que el Gobierno todavía no se está tomando en serio las preocupaciones de los residentes”, afirma el presidente de la BMA, Mark Porter.

El ministro de Sanidad, Jeremy Hunt, en un intento por contentarlos, en noviembre les ofreció un incremento del 11% en su salario básico; esta propuesta por parte de los médicos residentes fue vista como insuficiente para compensar el descenso en sus ingresos por otras modificaciones contractuales.

Médicos residentes, el Ejecutivo, y los grandes afectados de todo esto, los pacientes. ¿Qué pasa con ellos en esta situación? Para la directora de la Asociación de Pacientes británica, Katherine Murphy, “es extremadamente decepcionante que las negociaciones hayan fracasado”, y es que “una vez más, los pacientes quedarán atrapados en medio de una agria disputa”.
..Redacción