No se pierda

El monitoreo de pacientes con escoliosis durante el uso del corsé evita la progresión de la curva

12 de enero, 2016
escoliosis1

El corsé a menudo se recomienda para adolescentes diagnosticados con “escoliosis idiopática del adolescente”, y con una curva de la columna vertebral de entre 25 y 45 grados. Cuando se usa de manera consistente y como se indica, se ha observado que los corsés detienen eficazmente o retrasan la progresión de la curva de la columna vertebral, evitando así la cirugía.

En un nuevo estudio que aparece en la revista Journal of Bone and Joint Surgery, cada paciente adolescentes con escoliosis recibió un corsé con sensores integrados para controlar su uso. Los pacientes se dividieron en dos grupos. En el primer grupo, se informó a 93 pacientes acerca de la existencia y el propósito de los monitores, y los datos y el tiempo de uso del corsé se discutieron en las visitas de seguimiento. A los 78 pacientes del segundo grupo no se les informó sobre el propósito de los monitores, ni recibieron datos sobre el cumplimiento del uso del corsé.

Los pacientes que eran conscientes de que su dispositivo mide el uso del corsé, llevaban el corsé durante un período adicional de una media de tres horas al día“, dijo la cirujana ortopédica y autora principal del estudio, Lori Karol. El estudio también encontró que los pacientes que usaron su corsé fueron menos propensos a requerir cirugía, un 11%, debido a una menor progresión de la médula.

La amplitud media de la curva en el inicio del uso del corsé fue similar en ambos grupos al comienzo del estudio: 33,2 grados en el grupo aconsejado y 33,9 en el grupo no aconsejado. Algunos de los resultados fueron los siguientes:

  • El promedio de uso del corsé al día, durante el período inicial de 180 días, fue de 15 horas en el grupo aconsejado y de 12,5 horas en el grupo de no aconsejado.
  • Los pacientes aconsejados que completaron el tratamiento ortopédico registraron una media de uso de 13,8 horas al día, en comparación con las 10,8 horas al día registradas por parte de los pacientes que no recibieron informes sobre el cumplimiento.
  • La curva de la columna vertebral no progresó más de 6 grados entre el inicio y finalización del tratamiento ortopédico en el 59%de los pacientes del grupo aconsejado, y en 36% de los pacientes en el grupo de no aconsejado.
  • Los niños que no necesitaron cirugía llevaron el corsé una media de 2,1 horas más al día.

  • La información compartida entre los adolescentes, los padres, el ortopedista (que supervisa la creación y ajuste de la órtesis a medida) y el médico, se tradujo en un mejor cumplimiento del tratamiento ortopédico“, comentó el Dr. Karol. “Estos resultados subrayan el papel que juega una comunicación abierta entre médico y paciente en la eficacia del tratamiento, durante la adolescencia“.
    ..Susana Calvo