Inicio ASP Un nuevo método basado en ultrasonidos mejora el diagnóstico preoperatorio del cáncer...

Un nuevo método basado en ultrasonidos mejora el diagnóstico preoperatorio del cáncer de ovario

Compartir

En un importante estudio, un grupo de investigadores europeos proponen un nuevo y sencillo método para evaluar el riesgo de malignidad ovárica de las mujeres con masa anexial. El método identificó entre un 89-99% de las pacientes con cáncer de ovario, usando los resultados de una ecografía.

El trabajo se basa en las “Simple Rules“, unos criterios desarrollados por el International Ovarian Tumor Analysis (IOTA) para mejorar la precisión del diagnóstico del cáncer de ovario antes de la cirugía. Este nuevo enfoque, publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology, tiene el potencial de nivelar y elevar el campo de juego y poner la interpretación de los expertos y una mejor capacidad de diagnóstico al alcance de todos los profesionales.

Mientras que el cáncer de ovario es una enfermedad común y potencialmente letal, la detección temprana y el tratamiento mejora la supervivencia. Sin embargo, las masas anexiales, masas ováricas o quistes que persisten y se agrandan, a menudo plantean un dilema diagnóstico porque las pruebas preoperatorias para determinar si son benignos o malignos suelen ser concluyentes. El grupo IOTA desarrolló un conjunto de “Simple Rules“, basado en imágenes por ultrasonido de las masas anexiales, que permite clasificarlos como benignos o malignos.

Aunque las “Simple Rules” han sido bien recibidas por los médicos, las pacientes y médicos se preguntan si es posible calcular el riesgo individual de malignidad para un paciente en particular. En este estudio publicado ayer, el grupo IOTA, dirigido por el profesor Dirk Timmerman, Doctor en Medicina del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Lovaina, Bélgica, pretendió desarrollar y validar un modelo para predecir el riesgo de malignidad de las masas anexiales, usando las características ecográficas derivadas de las “Simple Rules”. Este estudio representa la culminación de múltiples estudios multicéntricos consecutivos, en los que han estado implicados 22 centros en 10 países durante 13 años (1999 a 2012) y aproximadamente 5.000 pacientes con masas anexiales.

Las “Simples Rules” son intuitivamente atractivas por su facilidad de uso. Sin embargo, cuando se utiliza como se sugería originalmente, sólo permiten una clasificación de los tumores en tres grupos: benignos, malignos o no concluyentes“, explicó el Dr. Timmerman. “En este estudio demostramos que las “Simple Rules” ya pueden utilizarse para estimar el riesgo de malignidad de cada masa anexial, por lo que pueden ser utilizadas para una gestión individualizada del paciente“.

En este estudio, los investigadores de IOTA examinaron a pacientes antes de la cirugía, utilizando una técnica de exploración estandarizada y términos y definiciones estandarizadas para describir los hallazgos ecográficos. Las predicciones basadas en ultrasonidos fueron posteriormente comparadas con los hallazgos histológicos después de que el tumor fuese examinado por los patólogos (regla de oro para definir si un tumor es benigno o maligno), y se calculó el riego de malignidad.

Llegamos a la conclusión de que las estimaciones individuales de riesgo se pueden obtener de las cinco características ecográficas de las “Simple Rules”, con un rendimiento similar a los mejores algoritmos publicados anteriormente“, afirmó el Dr. Timmerman. “Una clasificación simple basada en las estimaciones de riesgo puede constituir la base de un enfoque de manejo clínico. Esperamos que esto facilite la elección de un tratamiento óptimo para todas las pacientes que presentan masas anexiales“.

Roberto Romero, Doctor en Medicina y Editor en Jefe de la sección de Obstetricia de la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology, declaró que “éste es un gran avance y la culminación de un esfuerzo importante por parte de múltiples investigadores en Europa durante más de 10 años. Los investigadores han abordado un importante desafío clínico y han proporcionado un método que ha sido validado por su rigor y por la urgencia que necesitan las pacientes y los médicos”.

Beryl Benacerraf, Doctor en Medicina y Presidente del Instituto Americano para Ultrasonido en Medicina (AIUM) y Profesor Clínico de Radiología y de Obstetricia y Ginecología del Hospital Brigham and Women’s, de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston, comentó en un editorial que “a pesar de que una revisión sistemática anterior indicó que las imágenes por resonancia magnética dan mejores resultados que las ecografías, el Dr. Timmerman y sus colegas han demostrado que las Reglas Simples de IOTA proporcionan mejores resultados que nunca y apoyan el hecho de que el ultrasonido es, al menos, tan preciso y probablemente mejor que la resonancia magnética distinguiendo las masas benignas de las malignas. Los investigadores que han publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology han demostrado que si utilizamos las Reglas Simples con el instrumento de calificación desarrollado por el grupo IOTA, podremos hacer un diagnóstico correcto con más facilidad que nunca. Esto tiene la ventaja de que la mayoría de los profesionales podrían adoptar este enfoque con éxito“.

Aplaudo a este grupo de investigadores por lidiar con el difícil problema de la variabilidad de los diagnósticos ecográficos de masas anexiales en función de la adquisición de experiencia e interpretación, y tener éxito en el desarrollo de una solución simple, estandarizada y escalable”.
..Susana Calvo