No se pierda

Un nuevo análisis de sangre podría detectar antes la evolución del melanoma

21 de enero, 2016
Melanoma 1

Un nuevo análisis de sangre podría mejorar la capacidad de los médicos de dar seguimiento a la propagación del cáncer de piel más peligroso, como es el melanoma avanzado, y es que así se desprende de los resultados de un estudio preliminar de muestra reducida.

El investigador principal del estudio, el Dr. David Polsky, del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, explica que “el análisis monitoriza los niveles en sangre de fragmentos de ADN de células cancerosas muertas, y es más efectivo que la prueba actual para el seguimiento de la gravedad y la propagación del melanoma avanzado”.

Los hallazgos de este nuevo estudio aparecen publicados en la edición de enero de la revista Molecular Oncology.

Actualmente, se realiza un análisis que mide los niveles en sangre de una enzima llamada lactato de deshidrogenasa (LDH) para orientar la gestión del cáncer. Los niveles de LDH aumentan durante el crecimiento tumoral agresivo. Pero, tal y como indican los autores, los niveles de LDH, también aumentan debido a otras enfermedades y funciones biológicas.

El nuevo análisis evalúa los niveles de ADN tumoral circulante (ADNtc), que se libera en la sangre cuando las células tumorales mueren, explican los investigadores.

El estudio que, se realizó a 31 pacientes con melanoma avanzado -metastásico- e inoperable, se les efectuó ambas pruebas. Estudios anteriores sugirieron que el análisis del ADNtc en sangre podría también ayudar a monitorizar la progresión de los cánceres de mama y colon, indicó Polsky.

El estudio mostró que los niveles en sangre de ADNtc eran elevados en el 80% de los pacientes que estaban a punto de someterse a un tratamiento por el melanoma avanzado. Mientras que, los niveles en sangre de LDH, eran elevados en apenas un 30% de esos pacientes.

Además, añaden los autores, el análisis sanguíneo del ADNtc detectó la recurrencia del cáncer, que fue corroborada mediante una tomografía computada en un 85% de los pacientes evaluados y que se estaban sometiendo al tratamiento. El análisis de LDH en sangre detectó el 54% de esos casos, afirmaron los investigadores.

El melanoma es el cáncer de piel más peligroso y, en su etapa avanzada es agresivo y mortal. Es uno de los tumores malignos cuya incidencia ha aumentado más rápidamente en los últimos años. No obstante, según datos de la American Society of Clinical Oncology (Sociedad Americana de Oncología), la supervivencia a cinco años en los años 70 se situaba en torno al 82%, actualmente ya supera el 92%.

Este aumento es debido a diversos factores, entre otros a la cada vez mayor concienciación de la población sobre los riesgos de la exposición y la importancia de usar factores protectores solares; en este sentido destaca la labor de las campañas de divulgación informando sobre las lesiones cutáneas que produce el sol y, que cuando por su aspecto son sospechosas, se necesita la valoración de un dermatólogo.

Además, al incremento de la supervivencia, han contribuido factores como los avances que se han producido en técnicas diagnósticas y quirúrgicas, el abordaje multidisciplinar, el conocimiento molecular de alteraciones genéticas que conducen a cambios en las vías de señalización intracelulares, el desarrollo de fármacos anti-diana y la potenciación de la inmunoterapia como una estrategia terapéutica en el devernir de la enfermedad.
..Redacción