No se pierda

La cirugía metabólica es la mejor alternativa para pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad

21 de enero, 2016
Cirugía metabólica

La cirugía metabólica es la alternativa terapéutica con mejores y más duraderos resultados para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 en los pacientes con obesidad, así como de aquellos pacientes no obesos graves que no son bien controlados con el tratamiento médico, y es que así se ha manifestado en la Jornada Científica sobre Diabetes Mellitus celebrada en el Hospital Universitario HM Montepríncipe de Boadilla del Monte.

La aparición de la diabetes tipo 2 suele presentarse en personas a partir de los 40 años, y es cuando el cuerpo produce insulina pero no la suficiente o no puede aprovecharla adecuadamente. Tiene una tasa de prevalencia mayor que la diabetes tipo 1, representando el 90% de los casos.

La cirugía metabólica consiste en realizar modificaciones del tracto digestivo para mejorar las comorbilidades que padecen los pacientes obesos, como la diabetes mellitus tipo 2, las alteraciones de los lípidos, la hipertensión o la apnea del sueño.

Mediante una técnica de mínima invasión, por vía laparoscópica, se realiza esta intervención, lo que permite que los pacientes sean dados de alta tan sólo dos días después de la cirugía, sin dolor y con una rápida reincorporación a sus actividades diarias.

En principio, la cirugía bariátrica iba dirigida a reducir el peso de los pacientes obesos”, explica el director de la Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica del Hospital HM Montepríncipe, el doctor Antonio José Torres. Sin embargo, prosigue, que “con el tiempo, se observó que con la intervención mejoraban también las enfermedades metabólicas asociadas, por lo que las sociedades científicas de cirugía de la obesidad comenzaron a llamarse sociedades de cirugía bariátrica y cirugía metabólica”.

Acaba con la dependencia de la insulina

Además de las ventajas ya mencionadas, -técnica de mínima invasión y sin dolor-el acabar con la dependencia de la insulina, es otra de las ventajas de la intervención. “Para aquellos pacientes diabéticos que precisaban de insulina para mantener los niveles de glucosa es todo un cambio, ya que prácticamente dos días después de la operación -el paciente es dado de alta- ya no necesitan administrársela como hacían antes”, precisa el experto.

La diabetes tipo 2 se considera hoy por hoy como uno de los problemas sanitarios más graves del siglo XXI por el gran número de personas que la padecen en todo el mundo, llegando a afectar a un 9% de la población mundial. En España, más de 5,3 millones de personas presenta diabetes tipo 2, aunque el 43% de los afectados desconoce su situación.
..Redacción