No se pierda

Descubierto un mecanismo clave para evitar la pérdida de memoria en el Alzheimer

29 de enero, 2016
alzheimer

Las conexiones sinápticas de las neuronas son las que posibilitan la interconexión de las mismas. Estas conexiones son dinámicas y flexibles, plásticas, variando según la actividad neurológica. En esto consiste la plasticidad sináptica, que es imprescindible para el aprendizaje y la memoria tanto en humanos como en animales. Resulta tan importante que sus alteraciones conducen a las patologías de la memoria en los trastornos de deterioro cognitivo como la enfermedad de Alzheimer. Es poco lo que se conoce aún sobre la mecánica de estas alteraciones.

El trabajo de investigación que nos ocupa, publicado en Nature Neuroscience, ha sido realizado por el Dr. Shira Knafo (Ikerbasque, Unidad de Biofísica: CSIC / La Universidad del País Vasco), el Dr. José A. Esteban (Severo Ochoa Centro de Biología Molecular, Investigación Nacional Consejo / Universidad Autónoma de Madrid), y el Dr. César Venero (Univ. Nacional de Educación a Distancia).

La investigación ha revelado que una de las alteraciones de la enfermedad de Alzheimer consiste en la pérdida de plasticidad sináptica. Esta se ve alterada por la proteína PTEN, que está descrita sin embargo como un supresor tumoral. La PTEN se encentra en las sinapsis, coadyuvando a la plasticidad sináptica fisiológica, según estudios realizados en 2010 por el Dr. Esteban. Según las investigaciones de los Dres. Knafo, Venero y Esteban, este mecanismo resulta alterado y se ejecuta aberrantemente durante la enfermedad de Alzheimer. Uno de los agentes patológicos de la enfermedad, La proteína beta-amiloide, que es uno de los agentes patológicos del Alzheimer, regula un envío excesivo de PTEN hacia las sinapsis. Esto conduce a una alteración de la plasticidad sináptica, distorsionando el funcionamiento de la memoria.

Además es relevante que este estudio describe cómo la PTEN es enviada a las sinapsis regulada por la proteína beta-amiloide, y se examina una estrategia para evitarlo. Utilizando un modelo de la enfermedad de Alzheimer en ratones, los investigadores desarrollaron una herramienta molecular que consigue bloquear la llegada de PTEN a las sinapsis. Con esta herramienta, las neuronas se vuelven resistentes a la beta-amiloide, y los ratones con Alzheimer consiguen preservar la memoria.

Si bien este estudio se halla aún a nivel de ciencia básica en animales, supone una aportación relevante a la comprensión de nuestros procesos cognitivos. Asimismo se indican posibles caminos terapéuticos a seguir a la hora de restaurar o restablecer el funcionamiento de estas funciones cognitivas esenciales, que se ven alteradas en estas patologías neurológicas.
..Jorge Tamayo