Inicio ASP Crean un analgésico tan potente como la morfina pero sin ser tan...

Crean un analgésico tan potente como la morfina pero sin ser tan adictivo

Compartir

Investigadores de la Unviersidad de Tulane y el Sistema sanitario de veteranos del suroeste de Louisiana (Estados Unidos) han desarrollado un analgésico tan potente como la morfina para aliviar el dolor que, al mismo tiempo, no parece generar tanta adicción o efectos secundarios como “tradicionalmente” tiene este fármaco.

En un estudio en ratones, cuyos resultados publica la revista Neuropharmacology, los investigadores probaron diferentes variantes de una endomorfina neuroquímica que se produce de forma natural en el organismo y se dirige al mismo receptor opioide que usa la morfina para aliviar el dolor.

El problema de éste y otros fármacos indicados para tratar el dolor crónico o severo es que pueden resultar muy adictivos. Un dato que indica su adicción, es que solamente en Estados Unidos, su consumo abusivo es causante de miles de muertes por sobredosis.

Además, pueden causar un deterioro motor y respiratorio que puede ser potencialmente mortal, y los consumidores van desarrollando una tolerancia a su mecanismo de acción con el tiempo que favorece el riesgo de sobredosis.

No se observaron efectos secundarios o aparecieron levemente
Con este nuevo compuesto, como destaca James Zadina, profesor de Farmacología y Neurociencia de la Universidad de Tulane, “estos efectos secundarios no se observaron o aparecieron levemente”, además, reconoce que no “hay precedentes de que un péptido pueda ofrecer tanto alivio del dolor con tan pocos efectos secundarios”.

Zadina recuerda que en la investigación se redujo el dolor durante un periodo prolongado sin ralentizar la respiración de los roedores, cuando el uso de una dosis similar de morfina podía causar problemas respiratorios significativos. Asimismo, tampoco se observaron problemas de coordinación motora.

Uno de los “caballos de batalla” del estudio, era comprobar si el fármaco era adictivo. Para ello realizaron varios experimentos y, en uno observaron que, mientras los roedores pasaban más tiempo en un compartimiento donde habían recibido morfina, con el nuevo fármaco no observaron este comportamiento. Otra prueba más evidenció que los ratones se esforzaban más para conseguir la morfina que el nuevo compuesto.

Sendas pruebas que suelen servir para predecir el consumo de drogas en humanos, como explica Zadina, que confía en iniciar en los próximos dos años los primeros ensayos clínicos con voluntarios.
..Redacción