No se pierda

Restaurando el microbioma de recién nacidos por cesárea

4 de febrero, 2016
cesarea

Científicos del Instituto Icahn de Genómica y Biología Multiescala en la Escuela Icahn de Medicina de Monte Sinaí, en colaboración con la NYU Langone Medical Center y un equipo multicentro de investigadores, han demostrado por primera vez que el microbioma de los bebés nacidos mediante cesárea puede ser parcialmente restaurado para que se asemeje al de los bebés nacidos por vía vaginal. Restregando primero a los recién nacidos con una gasa que contiene fluidos vaginales de sus madres, y más tarde recogiendo muestras de estos recién nacidos y sus madres y analizándolas con la tecnología genómica más avanzada y análisis computerizado, el equipo de investigación mostró que los bebés nacidos por cesárea se enriquecieron con bacterias vaginales tales como Lactobacillus, que estaban casi ausentes en los recién nacidos no tratados. El equipo publicó sus hallazgos en la revista Nature Medicine.

Las tasas de cesáreas han aumentado considerablemente en todo el mundo en los últimos decenios. Más de un tercio de todos los nacimientos en los EE.UU. son ahora por cesárea, muy por encima del 10 al 15% recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Aunque es a menudo un procedimiento que salva la vida a las madres y a los niños, este procedimiento tiene efectos secundarios indeseables para el recién nacido, incluyendo un mayor riesgo de patologías inmunológicas y metabólicas. Este riesgo se ha atribuido al microbioma aberrante encontrado en los bebés nacidos por cesárea, como resultado de su falta de exposición a la flora vaginal materna. El microbioma humano comprende billones de bacterias que albergamos en el cuerpo y que son esenciales para nuestro bienestar.

Hay una clara asociación entre la cesárea y el aumento de riesgo de varias enfermedades“, dijo el autor principal del estudio, José C. Clemente, PhD, Profesor Asistente de Genética y Genómica y miembro del Instituto Icahn de la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí, “pero hasta la fecha, sólo unos pocos estudios de investigación en ratones han demostrado que esto es debido a la diferencia en el microbioma al principio de la vida. Nuestro trabajo es el primero en demostrar en humanos que podemos modificar las comunidades bacterianas anormales que se encuentran en bebés nacidos por cesárea“.

El estudio piloto reclutó 7 madres que esperaban un parto vaginal y 11 por cesárea programada, de las cuales cuatro aceptaron que sus bebés fueran restregados al nacer con una gasa con flora de la madre. Una gasa estéril se incubó en la vagina de la madre durante la hora anterior a la cesárea, y los bebés fueron limpiados con ella en la boca, cara y cuerpo inmediatamente después del parto.

Más de 1.500 muestras se recogieron en varios momentos en el tiempo de varios sitios del cuerpo de los bebés y sus madres durante el primer mes de vida. El equipo de investigación ha utilizado los últimos avances en la secuenciación del ADN y el análisis de datos a gran escala para caracterizar, por primera vez, las comunidades microbianas encontradas en los recién nacidos por vía vaginal y por cesárea. El análisis de estos resultados determina que los bebés nacidos por cesárea expuestos a los fluidos vaginales de sus madres tenían un microbioma enriquecido en bacterias que se encuentran comúnmente en los bebés nacidos por vía vaginal, tales como Lactobacillus y Bacteroides. Estas bacterias, casi ausentes en los niños nacidos por cesárea que no fueron restregados con la gasa con flora, se han relacionado con un desarrollo adecuado del sistema inmunológico, y podría proporcionar una explicación para los menores riesgos de enfermedades asociados con el parto vaginal.

Este estudio nos ha permitido demostrar la viabilidad de la restauración de bacterias en una pequeña muestra, pero no sabemos todavía si este procedimiento por sí solo es suficiente para restablecer los beneficios para la salud asociados con el parto vaginal“, dijo el Dr. Clemente.”Los estudios que se dirigen a los niños en riesgo de trastornos del sistema inmune, tales como alergias, tendrán que determinar cómo una restauración microbiana puede afectar a la salud“.
..Jorge Tamayo