No se pierda

El Supremo estima que el RD de prescripción enfermera debe ejecutarse y no concede su suspensión cautelar

8 de febrero, 2016
Prescripcion enfermera

Los integrantes de la Mesa de la Profesión Enfermera no han logrado la suspensión cautelar del Real Decreto ante el Tribunal Supremo a pesar de los distintos recursos que han presentado tanto el sindicato SATSE como el Consejo General de Enfermería.

Para estas dos organizaciones, la situación actual afecta al sistema porque pierde agilidad y eficacia causando “el deterioro y retraso en detrimento en la calidad en la atención a los pacientes; los inevitables conflictos entre profesionales; y la grave merma y menoscabo y restricción de los derechos y las competencias que los enfermeros“.

Sin embargo, según el auto, la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado la suspensión cautelar indicando que “no es argumento válido alegar como daño derivado de la vigencia del precepto impugnado las consecuencias que trae en el funcionamiento de los servicios asistenciales“. Y declara que “ la disconformidad con la norma no es prueba en sede de tutela cautelar de unas circunstancias que se identifican con hipotéticas deficiencias en los servicios asistenciales“.

Para SATSE y el Consejo General de Enfermería “el magistrado ponente no entra en el fondo de la cuestión y simplemente valora si la aplicación de dicho artículo causaría o no perjuicios graves a terceros, comete algunas imprecisiones. Sin perjuicio del absoluto respeto que siempre mostramos por las decisiones judiciales, entendemos que se han producido en la misma importantes errores conceptuales y valoraciones que consideramos no ajustadas a Derecho y que motivarán la interposición del pertinente recurso de súplica“.

En definitiva, entienden que “los enfermeros no pueden usar, indicar o autorizar la dispensación de los medicamentos sujetos a prescripción médica sin el diagnóstico previo y la posterior prescripción y determinación por parte del médico“, y “deben, por tanto, ser aplicados sin ningún tipo de cortapisa por parte de todos los Servicios de Salud de todo del territorio nacional“.

Lo buscado por el Real Decreto es acentuar las garantías en el tratamiento de los pacientes“, entiende el Tribunal.

Los enfermeros aseguran que con todo esto “ se duplicarán las actuaciones y se provocará un aumento de la actividad profesional de los médicos y una saturación del Sistema Sanitario con el subsiguiente trastorno tanto para pacientes como profesionales“, porque el Tribunal Supremo entiende que se garantiza “una mejor asistencia al mediar la supervisión por el personal prescriptor que es, en definitiva, quien instruye el tratamiento”.
..Alfonso González