Inicio ASP Nueva terapia neuroprotectora mejora la memoria

Nueva terapia neuroprotectora mejora la memoria

Compartir

La proteína neuroprotectora dependiente de la actividad (ADNP en inglés), esencial para la formación del cerebro, está frecuentemente mutada en niños con autismo. En hombres y mujeres mayores, la expresión ADNP en la sangre se correlaciona con la cognición y está aún más alterada en la enfermedad de Alzheimer. Mientras que la proporción de tres a uno de autismo en niños respecto a niñas es bien conocida, y el mayor número de pacientes de Alzheimer femeninos que masculinos, las razones de estos fenómenos – y la teoría de que los hombres y las mujeres pueden tener diferentes constituciones del cerebro – siguen siendo objeto de controversia apasionada.

Una nueva investigación de la Universidad de Tel Aviv (TAU) destaca el potencial neuroprotector de SKIP, un péptido de cuatro aminoácidos como terapia de reemplazo a ADNP desarrollado en la universidad, y la marcada diferencia en la comunicación de las células nerviosas en ratones machos y hembras. Si los investigadores llegan a entender cómo ADNP -una proteína neuroprotectora relacionada con la actividad- actúa de forma diferente en hombres y mujeres, los fármacos para terapias potenciales pueden ser optimizados para tratar tanto el autismo como la enfermedad de Alzheimer.

La investigación fue dirigida por la Prof. Illana Gozes, titular de la Cátedra Lily y Avraham Gildor para la investigación de los factores de crecimiento, Jefe del Laboratorio Elton de Neuroendocrinología Molecular en la Facultad TAU Sackler de Medicina de la Universidad de Tel Aviv y miembro del Super Centro TAU Adams para estudios del cerebro y la Escuela Sagol de Neurociencia. Fue publicada recientemente en Molecular Psychiatry.

La diferencia entre hombres y mujeres
Hemos encontrado una clara diferencia en el efecto de ADNP en ratones machos y hembras“, dijo la profesora Gozes. “El movimiento del material transportado a través de las células nerviosas en el cerebro de los ratones probados fue más lento en los hombres. Esta información es crítica, ya que puede ser utilizado para diseñar ensayos clínicos más eficientes y exitosos de candidatos a fármacos neurológicos, y es de esperar el desarrollo de terapias precisas para enfermedades o condiciones relacionadas con la ADNP con especial atención a las diferencias de género“.

La prof. Gozes y su equipo examinaron la respuesta de comportamiento de ratones machos y hembras deficientes en ADNP y normales a diferentes retos cognitivos y situaciones sociales. Se trabajó con la Unidad de Bioinformática, el Laboratorio de RMN, el Centro de Neuroimagen Computacional Alfredo Federico Strauss y los Centros de Genómica de TAU y el Technion -Instituto de Tecnología- para aprovechar la mejor tecnología, lo que llevó a una nueva comprensión de los mecanismos moleculares que están tras las diferencias en el cerebro del ratón macho y hembra.

La prof. Gozes ha sido fundamental para llamar la atención sobre las proteínas que unen los microtúbulos – tubos dentro de las células nerviosas que mantienen la forma celular y sirven como “vías del tren” para el movimiento de material biológico a través del cerebro. En este estudio, la profesora Gozes y su equipo observaron los ratones en los que se introdujo SKIP y fueron testigos de que la función de los microtúbulos se aceleró tanto en machos como en hembras, usando imágenes de resonancia magnética. Se encontró que el ritmo de transporte neuronal en ratones que inhalaron magnesio es significativamente más lento en los machos.

La pérdida de proteínas protectoras expone las células al daño físico que con el tiempo las destruye“, dijo la profesora Gozes, cuya anterior investigación sobre NAP, un fragmento de ADNP, ha demostrado en múltiples estudios proteger el funcionamiento cognitivo. “El nuevo fármaco candidato a proteína-protectora SKIP, que es la mitad del tamaño de NAP, se encontró que aumenta y repara el transporte bloqueado de las células nerviosas y lo normaliza“.

Comportamientos sociales
Las reacciones masculinas y femeninas fueron diferentes en situaciones sociales, también. “Se vió que SKIP normaliza las reacciones de los ratones en situaciones sociales“, dijo la profesora Gozes. “Los ratones machos y hembras normales se comportaron de manera muy diferente: Las hembras eran atraídas con poca frecuencia hacia nuevos ratones, mientras que los machos eran atraídos más frecuentemente a nuevos ratones machos y hembras. Los ratones ADNP deficientes prefirieron la compañía de ratones familiares. Después de que SKIP fuera introducida por vía intranasal, vimos que los ratones macho y hembra se comporaron como los ratones con ADNP intacta“.

Cuando los médicos tratan a los pacientes, tienen que mirar en el género“, concluyó la Prof. Gozes. “Puede haber una diferencia de género en la forma en que ciertos nervios se comportan y la forma en que las células nerviosas se comunican. La ADNP está involucrada en este proceso. Existen diferencias entre la forma en que los hombres y las mujeres reaccionan a su medio ambiente, y las diferencias en el nivel molecular pueden indicar que, efectivamente, existen diferencias entre el modo en que los hombres y las mujeres piensan“.
..Jorge Tamayo