No se pierda

Nuevo test de saliva detecta mutaciones asociadas al cáncer de pulmón

23 de febrero, 2016
test saliva

Una nueva “biopsia líquida” que puede detectar biomarcadores de cáncer de pulmón en la saliva está cada vez más cerca de convertirse en una realidad.

Este método no invasivo es capaz de detectar ADN tumoral circulante en la saliva y tiene el potencial de reducir drásticamente el tiempo de espera de los resultados de biopsia, así como reducir el coste y los inconvenientes a los pacientes.

En una presentación realizada en la Asamblea Anual de 2016 de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), David TW Wong, DMD, DMSc, Felix y Mildred Yip, profesor y decano asociado de investigación de la Facultad de Odontología de la Universidad de California, discutieron un nuevo prototipo del dispositivo, llamado EFIRM (liberación y medición inducida por campo eléctrico), que es capaz de detectar los biomarcadores en la saliva del carcinoma de pulmón de células pequeñas (CPNM).

El dispositivo tiene un alto grado de precisión en comparación con la tecnología de secuenciación actual, según el Dr. Wong, y puede ayudar a las decisiones de tratamiento clínico con inhibidores de tirosina quinasa (TKIs) en pacientes con CPNM.

Es capaz de detectar las mutaciones de EGFR procesables en pacientes con CPNM con un 100% de concordancia con el genotipado basado en la biopsia, dijo el Dr. Wong, y puede detectar las mutaciones genéticas más comunes de EGFR que se pueden tratar con inhibidores de TK, tales como gefitinib (Iressa, AstraZeneca Pharmaceuticals LP) o erlotinib (Tarceva, Genentech / Roche).

La primera indicación para la nueva prueba será el cáncer de pulmón“, dijo el Dr. Wong. “La mayoría de los cánceres de pulmón son carcinomas de células pequeñas, de los que el 20% tienen mutaciones accionables en el gen EGFR que pueden ser tratadas eficazmente con gefitinib para prolongar la supervivencia de los pacientes de 1 a 1,5 años“.

Las pruebas no se limitarán al CPNM. “Después del cáncer de pulmón, se podrá detectar cualquier tipo de cáncer humano, ya que el ADN tumoral circulante es universal“, indicó. “Nuestro hallazgo de que el ADN tumoral circulante está en la saliva y que EFIRM es la tecnología que puede detectarlo con una sensibilidad prácticamente perfecta, es la plataforma perfecta“.

El Dr. Wong señaló que EFIRM es hasta ahora la única prueba que pueda detectar el ADN tumoral circulante en la saliva y tanto él como su equipo también están estudiando la capacidad de la biopsia líquida de saliva para detectar mutaciones ligadas al cáncer de orofaringe.

Aparte de ser una prueba no invasiva, dos de sus principales reclamos son la velocidad a la que se pueden determinar los resultados y su bajo costo. Por ejemplo, los resultados de una biopsia pueden tardar varios días hasta que son entregados al médico, con un costo de alrededor de unos 2.000 dólares. Los resultados de un análisis mutacional tardan 2 semanas, y suponen un costo de 450 dólares.

Sin embargo, según los investigadores, la toma de la muestra de saliva puede tardar entre 1 y 10 minutos, se analiza en menos de 10 minutos, y los resultados se entregan al médico a través de la red en cuestión de segundos. El costo total sería menos de 25 dólares. “En 10 minutos se revela información precisa. Si una mutación es positiva, se podrá prescribir un TKI (inhibidor de tirosina quinasa) al paciente para que el tratamiento empiece inmediatamente. Así, el paciente no tiene que esperar 2 semanas, ni someterse a una broncoscopia invasiva, ni gastar miles de dólares“, agregó.

Investigación en curso y ensayos clínicos
La disponibilidad de biopsias líquidas no invasivas ha estado en la mente de muchos investigadores durante varios años, y el uso de células tumorales circulantes para el tratamiento del cáncer ha ido ganando cada vez más adeptos.

Se están realizando investigaciones en esta área, ya que se cree que el ADN tumoral circulante tiene el potencial de ser utilizado para la detección y diagnóstico, para hacer un seguimiento de la respuesta al tratamiento, y para la detección de la enfermedad mínima residual y mutaciones emergentes resistentes a las terapias dirigidas.

Como ejemplo, un estudio reciente observó que el análisis de células individuales de pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración es viable y se puede utilizar para evaluar la heterogeneidad tumoral. Esto a su vez puede ayudar a guiar las decisiones de tratamiento. Sin embargo, la mayor parte de la investigación implica el uso de muestras de sangre para obtener el ADN tumoral circulante, no saliva.

El Dr. Wong advirtió que su prueba debe ser tratada como una herramienta de detección o evaluación del riesgo sólo en pacientes sintomáticos, y que no pretende sustituir a la biopsia. “Cuando tengamos datos adicionales, que los tendremos a su debido tiempo, sí será entonces una prueba de diagnóstico“, dijo.

Los ensayos clínicos para su aprobación regulatoria comenzarán a mediados de este año en China y luego en Taiwán. “La incidencia del cáncer de pulmón y la frecuencia de mutación del oncogen EGFR es tres veces mayor en Asia que en Occidente“, explicó el Dr. Wong.

La tecnología es global, por lo que prevemos evaluaciones reglamentarias en otras partes del mundo, sobre todo cuando los ensayos asiáticos tengan éxito, que será cerca del 2017“.
..Susana Calvo