No se pierda

Carlos García Álvarez, presidente de APDENT: “Las franquicias son las que ocasionan el mayor número de denuncias por parte de los usuarios”

24 de febrero, 2016
Carlos Garcia Álvarez

El Dr. Carlos García Álvarez es el presidente de APDENT, la Asociación Profesional de Dentistas que desde 2004 trata de ofrecer soluciones prácticas y posibles a los graves problemas que afectan a la profesión. Los recientes casos de Vitaldent y Funnydent han vuelto a sacar a la luz pública los abusos de algunas de estas compañías no gestionadas por profesionales.

¿Clínica low-cost significa tratamiento o asesoramiento inadecuado?, ¿el origen del problema está en el profesional, en los comerciales o en la dirección?
Las llamadas clínicas low cost, que nosotros preferimos llamar clínicas marquistas o mercantilistas, son en su mayoría, franquicias cuyo propietario es un empresario ajeno a la profesión sanitaria, que tiene como objetivo la rentabilidad económica de su inversión. Contrata a odontólogos cualificados a los que, generalmente, remunera por debajo de lo establecido en el convenio laboral. El origen real de este problema está en la plétora de dentistas que tenemos actualmente en el país: tres veces por encima de los que se necesitan, debido a la proliferación de Facultades de Odontología, tanto públicas como privadas y a la ausencia de númerus clausus. Este exceso ocasiona que sea elevado el número de dentistas en paro, así como el de los que tienen que emigrar para conseguir trabajo y de los que son contratados en condiciones laborarles abusivas por parte de estas clínicas mercantilistas.

Si a esto sumamos el ahorro que supone utilizar materiales de baja calidad, llegaremos a la conclusión de que estas clínicas pueden ofrecer precios por debajo del mercado en prestaciones concretas e incluso a llegar al sobretratamiento, en otras ocasiones, para aumentar sus beneficios.

VitalDent y Funnydent son temas conocidos desde hace tiempo, ¿por qué no se han estudiado legalmente antes de estallar?
Las franquicias son las que ocasionan el mayor número de denuncias por parte de los usuarios. Pero estas denuncias se resuelven normalmente en los tribunales sin que lleguen a la opinión pública. Los servicios jurídicos de las grandes clínicas mercantilistas se encargan de resolverlas o de que las multas que deban pagar sean compensadas por las ganancias globales.

En los dos casos que menciona: Vitaldent y Funnydent, los problemas han surgido por la mala gestión económica de los dueños. En un caso por problemas fiscales y en el otro por incapacidad para hacer frente a las deudas que se han ido acumulando durante años. En los dos casos se trata de dueños empresarios ajenos a la profesión sanitaria que han realizado una mala gestión de sus recursos, cuyas consecuencias afectan tanto a los usuarios, que en caso de Funnydent se han quedado sin su dinero y sin tratamiento, como a los trabajadores de las clínicas: dentistas, auxiliares y recepcionistas.

¿Cómo se puede perseguir la publicidad engañosa y el intrusismo profesional?
La Publicidad engañosa en materia de salud puede ocasionar confusión en el usuario y tiene como fin atraerle con ciertos reclamos hacia este tipo de clínicas en las que una vez dentro se encargan mediante técnicas de marketing efectivas, de que acepte tratamientos que en ocasiones ni siquiera necesita.

Desde la Asociación Profesional de Dentistas solicitamos a la Administración tres propuestas concretas para terminar con este problema que cada vez preocupa más a la opinión pública: 

  • Implantación de númerus clausus en todo el territorio nacional en las Facultades de Odontología.
  • Que se prohíba la apertura de clínicas dentales a empresarios, especuladores o negociantes ajenos al ámbito sanitario. Que tan sólo se otorgue licencia de apertura a los Odontólogos, Estomatólogos o Médicos Odontólogos, capacitados para ello.
  • Que se prohíba cualquier tipo de publicidad mercantilistas en materia de salud, ofertas, precios, descuentos, regalos etc. que confunden, desorientan, desconciertan y engañan a los posibles usuarios atrayéndoles hacia este tipo de clínicas marquistas, franquicias en su mayoría.

Ahora mismo, ¿quién defiende al odontólogo en sus vertientes profesional, formativa, deontológica…?
Los Colegios Profesionales, que existen en toda España y el Consejo General de Dentistas, además de Asociaciones como la nuestra (APDENT).

¿Cómo se puede hacer llegar al paciente la importancia de la calidad asistencial?
En caso de duda, se debe siempre solicitar el nº de Colegiado del profesional que le trate o consultarlo al Colegio de su región, además de consultar una segunda opinión con un dentista de confianza si la relación con él es reciente.
..Alfonso González