Inicio ASP Los esteroides pueden proporcionar un tratamiento eficaz y seguro contra la gota,...

Los esteroides pueden proporcionar un tratamiento eficaz y seguro contra la gota, según estudio

Compartir

Una píldora de esteroides puede ser tan buena como un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE) para el tratamiento de la gota dolorosa, tal y como sugiere una reciente investigación.

Los investigadores que compararon el esteroide “Prednisolona” con el medicamento para la artritis llamado “Indometacina” observaron que ambos fármacos ofrecen un grado similar de reducción del dolor. Y mientras que la indometacina parecía que podía causar efectos secundarios más leves, ninguno de los tratamientos provocó complicaciones graves, según los investigadores.

Investigaciones más pequeñas han apuntado a la misma dirección, dijo el autor principal, el Dr. Timothy Rainer, profesor de medicina de emergencia en la Universidad de Cardiff en Gales. Pero dado que los nuevos resultados son el producto de un esfuerzo “más grande y mejor diseñado”, Rainer dijo que las pastillas de esteroides pueden ganar adeptos entre los expertos de gota que normalmente consideran a los AINE como primera opción de tratamiento.

La conclusión es que hay opciones, dijo el Dr. Philip Mease, un reumatólogo del Swedish Medical Center en Seattle.

Ese es el mensaje clave – que hay opciones“, dijo Mease, que no participó en el estudio. “A veces los médicos no piensan en dar una dosis reducida de prednisona, pero puede ser muy eficaz para ayudar a la gota, que puede ser una dolorosa maldición“.

La gota es la forma más común de artritis inflamatoria entre los hombres, según señaló el equipo del estudio, y afecta a alrededor del 3% de los adultos en los Estados Unidos.

El culpable es una acumulación de ácido úrico. El ácido úrico cristalizado se deposita en las articulaciones, a menudo el dedo gordo del pie, y causa erupciones extremadamente dolorosas que dificultan la movilidad, interrumpen el sueño y la calidad de vida en general.

Este nuevo estudio se centró en más de 400 pacientes con gota, en su mayoría hombres, en Hong Kong, con una media de edad de 65 años. Alrededor de la mitad de ellos tenían presión arterial alta, y casi tres cuartas partes tenían eventos recurrentes de ataques de gota. Casi el 10% había estado tomando el medicamento con receta “Alopurinol” (Zyloprim), un reductor de ácido úrico que se toma diariamente y generalmente de por vida.

En el momento en el que se les administró el tratamiento, los pacientes ya se acercaban a su tercer día de dolor de gota. Todos fueron elegidos aleatoriamente para recibir prednisolona o indometacina. Ninguno de estos fármacos es nuevo, por lo que son bastante económicos.

Aquellos a los le tocó la indometacina tomaron 150 miligramos (mg) al día durante dos días, seguidos de 75 mg al día durante tres días. A los que se les administró prednisolona tomaron 30 mg al día durante cinco días.

Se observó que ambos tratamientos proporcionaron niveles comparables de alivio del dolor, con una llegada del alivio a un ritmo similar, tanto si los pacientes estaban en reposo como en activo.

Los efectos secundarios adversos leves, como dolor abdominal, náuseas, mareos y letargo, eran “significativamente” más comunes entre el grupo de los AINE, según los investigadores, pero ninguno de los medicamentos causó ningún problema serio.

El estudio fue financiado por el gobierno de Hong Kong, y los resultados aparecen en la edición del 23 de febrero de la revista Annals of Internal Medicine.

Los investigadores advirtieron, sin embargo, que el estudio excluyó a los pacientes con antecedentes de hemorragia digestiva alta, y apuntaron que las investigaciones anteriores habían relacionado la indometacina a un mayor riesgo de complicaciones mayores, incluyendo malestar gastrointestinal. También indicaron que las conclusiones referentes a la indometacina pueden no ser aplicables a otros AINE, como el ibuprofeno y la aspirina.

Rainer hizo hincapié en que “cada paciente tiene que aprender sobre su propio cuerpo” respecto a varios medicamentos.
No todo el mundo reacciona de la misma manera al mismo fármaco“, dijo. “Si alguien tiene la experiencia previa de una mala reacción a los esteroides o AINE, entonces, [ese medicamento] podría no ser el mejor para esa persona“.
..Susana Calvo