Inicio ASP PSOE y Podemos se enfrentan por el futuro de la Sanidad Pública

PSOE y Podemos se enfrentan por el futuro de la Sanidad Pública

Compartir

La sanidad de calidad y universal es una obligación, no una opción. Los recortes del PP están destruyendo desde 2012 el sistema de salud que los y las socialistas con el apoyo y el esfuerzo de la ciudadanía española pusimos”. Con esta frase el PSOE explica que su programa pretende “devolver a la ciudadanía lo que nunca se le debió arrebatar: el derecho a una sanidad pública, universal y de calidad”.

El acuerdo alcanzado por PSOE y Ciudadanos para la gobernabilidad proclama expresamente “restablecer la universalidad del Sistema Nacional de Salud”, y señala que tendrán derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria, “los extranjeros inscritos en el padrón del municipio en el que tengan su domicilio habitual, y los extranjeros menores de dieciocho años que se encuentren en España, en las mismas condiciones que los españoles”. El acuerdo señala también que se garantizará que el copago farmacéutico “no sea una barrera de acceso, en especial para personas en situación de especial vulnerabilidad”, sin detallar el proceso.

Desde Podemos se ha asegurado que “es un acuerdo que abre las puertas al copago farmacéutico y a la privatización de la gestión”. De hecho, la Diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid, Carmen San José Pérez, ha asegurado en un artículo de opinión publicado en el diario digital público que “el acuerdo no alude en ningún momento a que el Sistema Nacional de Salud (SNS) acumula desde el año 2010 unos recortes de más de 10.000 millones de euros, y 53.000 profesionales”. Además, rechaza el acuerdo insistiendo en que “no se apuesta por una gestión pública de los centros sanitarios, ni se habla de recuperar todos los privatizados”, dos de las principales prioridades de la formación morada.

El propio PSOE ha asegurado que es una sinrazón de Podemos para no participar en el acuerdo porque por un lado, “garantiza que el copago farmacéutico no sea una barrera de acceso, en especial para las personas en situación de vulnerabilidad so-cial, con términos similares a los recogidos en el documento de Podemos del 15 de febrero”, y por otro, “refuerza la gestión pública del sistema manteniendo la titularidad pública de centros y servicios sanitarios”.
..Alfonso González