Inicio ASP Un potencial tratamiento para la enfermedad de Huntington resulta efectivo y seguro...

Un potencial tratamiento para la enfermedad de Huntington resulta efectivo y seguro en ratones y monos

Compartir

Un fármaco que sería el primero en dirigirse a la causa de la enfermedad de Huntington (EH) fue eficaz y seguro cuando se probó en ratones y monos, según los datos dados a conocer el pasado viernes, que serán presentados en la 68ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología en Vancouver, Canadá, del 15 al 21 de Abril de 2016, y ya ha comenzado un estudio para probar el fármaco en humanos.

La enfermedad de Huntington es una enfermedad rara y hereditaria, que causa movimientos incontrolados, pérdida de capacidades intelectuales, problemas emocionales y, finalmente, la muerte. La enfermedad se transmite de padres a hijos a través de una mutación del gen de la huntingtina. Esta mutación provoca la producción de la proteína huntingtina causante de la enfermedad. Cada niño tiene una probabilidad del 50% de heredar la mutación del gen. Todas las personas que heredan el gen mutado finalmente padecen la enfermedad.

El nuevo fármaco, llamado IONIS-HTTRx, es un fármaco “antisentido” que actúa como un “silenciador genético” que inhibe la producción de la proteína huntingtina en las personas con la enfermedad de Huntington.

Es muy emocionante tener la posibilidad de un tratamiento que podría alterar el curso de esta enfermedad devastadora“, dijo el investigador principal del estudio clínico Blair R. Leavitt, MD, de la Universidad de British Columbia en Vancouver. “En este momento, sólo tenemos tratamientos que funcionan para los síntomas de la enfermedad”. Leavitt señala que el fármaco está todavía a años de distancia de ser utilizado en la práctica clínica humana.

Estudios anteriores de la enfermedad de Huntington en modelos de ratón mostraron que el tratamiento con fármacos antisentido retrasa la progresión de la enfermedad y los resultados en la reversión sostenida del fenotipo de la enfermedad. En ratones YAC128, un modelo transgénico, los déficits motores mejoraron el plazo de un mes de iniciar el tratamiento antisentido y volvieron a la normalidad dos meses después del finalizar el tratamiento.

Las habilidades motoras de los ratones tratados con el antisentido BACHD, otro modelo transgénico, mejoraron ocho semanas después del inicio del tratamiento y persistió durante al menos nueve meses después de finalizar el tratamiento.

En los monos se observaron reducciones dependientes de la dosis en HTT mRNA y en la proteína Htt en todo el sistema nervioso central después de la administración intratecal de un fármaco antisentido. Se consiguió fácilmente una reducción de los niveles de huntingtina corticales en un 50% en los monos y se correlacionó con una reducción del 15 al 20% en el núcleo caudado. En otras pruebas en roedores y monos, se observó que el IONIS-HTTRx se toleró bien, sin efectos secundarios limitantes por la dosis.

El fármaco está ahora en Fase 1/2a del estudio clínico. El medicamento se administra en el líquido cefalorraquídeo a través de una inyección intratecal en el espacio lumbar, ya que los fármacos antisentido no atraviesan la barrera hematoencefálica. En el estudio clínico actual, el fármaco se administra en cuatro dosis a intervalos de un mes. Se evaluarán la seguridad y la tolerabilidad de diferentes dosis del fármaco.
Además, se describirá la farmacocinética del fármaco y se examinarán sus efectos sobre biomarcadores específicos y los resultados clínicos.

El fármaco fue desarrollado por científicos de Ionis Pharmaceuticals, en colaboración con la Fundación CHDI, Roche Pharmaceuticals y colaboradores académicos de la Universidad de California, San Diego. Los estudios preclínicos fueron realizados por Ionis Pharmaceuticals. El estudio clínico que está en curso está apoyado también por Ionis Pharmaceuticals y es parte de la colaboración de Ionis con Roche que tiene como objetivo desarrollar fármacos antisentido para el tratamiento de la enfermedad de Huntington.
..Susana Calvo