No se pierda

Nuevo uso para un viejo fármaco: el TXA ha demostrado reducir pérdida de sangre en cirugías de reemplazo articular

2 de marzo, 2016
reemplazo articular

La pérdida de sangre y la necesidad de una transfusión de sangre son las principales preocupaciones en la cirugía de reemplazo de articulaciones, pero un nuevo uso para un medicamento antiguo está demostrando ser eficaz para reducir la pérdida de sangre y las tasas de transfusión, según un estudio realizado en el Hospital for Special Surgery (HSS) de Nueva York. El fármaco, ácido tranexámico o TXA, se ha utilizado durante décadas en las operaciones de corazón para tratar la hemofilia y para detener un sangrado uterino excesivo.

Después de revisar miles de registros de pacientes, los investigadores observaron que el TXA era seguro y eficaz, y reducía la necesidad de hacer una transfusión de sangre en más de un 50%. El estudio, titulado “Topical versus Intravenous Tranexamic Acid in Hip and Knee Arthroplasty: Efficacy and Safety“, fue presentado ayer en la reunión anual de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, en Orlando, Florida.

Hemos puesto en marcha el estudio, ya que se han publicado resultados contradictorios en relación con el uso de TXA en pacientes sometidos a artroplastia de cadera y rodilla“, dijo Geoffrey Westrich, MD, autor principal del estudio y director de la investigación. “También había cierta preocupación respecto a un posible aumento del riesgo de un coágulo de sangre, aunque estudios previos han demostrado que este fármaco es seguro“.

El TXA se clasifica como un “antifibrinolítico” o estabilizador de coágulos de sangre, cuyo mecanismo de acción reduce el sangrado. El Dr. Westrich señala que el TXA intravenoso no debe utilizarse en pacientes que tienen un stent cardíaco o en aquellos que han tenido un coágulo de sangre anterior.

Para su estudio, los investigadores revisaron retrospectivamente los registros de 4.449 pacientes con reemplazo de cadera o rodilla durante un período de seis meses. Hubo 720 pacientes que recibieron ácido tranexámico por vía tópica, 636 por vía intravenosa, y 3.093 pacientes que no recibieron TXA.

Los investigadores observaron que el 9,7% de los pacientes que recibieron TXA recibieron una transfusión de sangre, en comparación con el 22,1% de los pacientes que no la recibieron. Los pacientes que no recibieron TXA recibieron un promedio de 0,37 unidades de sangre en comparación con 0,13 unidades para los pacientes que recibieron el fármaco. No hubo diferencia significativa en el efecto entre la administración tópica e intravenosa de TXA. Para los pacientes que no pueden recibir el medicamento por vía intravenosa debido a una contraindicación (stent cardíaco o anterior coágulo de sangre), el TXA tópico fue igual de eficaz.

En nuestra institución, tanto el TXA intravenoso como tópico fue eficaz disminuyendo la cantidad de transfusiones de sangre, así como en el número de unidades de sangre transfundida en el reemplazo primario o en la revisión del reemplazo de cadera y rodilla“, señaló el Dr. Westrich. “Por otra parte, cuando se evaluó la seguridad, no hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa respecto a la formación de coágulos sanguíneos en pacientes que recibieron TXA tópico o intravenoso, lo que volvió a confirmar su seguridad“.

El Dr. Westrich añadió que se necesitan más estudios que comparen las diversas dosis y combinen TXA tópico e intravenoso, para determinar que supondría un mayor beneficio para los pacientes.
..Susana Calvo