No se pierda

En Estados Unidos aumentaron las recetas de benzodiacepinas y las muertes por sobredosis en los últimos 20 años

7 de marzo, 2016
Benzodiacepinas

Las recetas de benzodiacepinas se han triplicado y las sobredosis con consecuencias fatales se han cuadriplicado en Estados Unidos en los últimos 20 años, y es que así lo revela un estudio reciente.

Como informa Reuters, en el país más poderoso del mundo, tanto las recetas de benzodiacepinas como las sobredosis de las mismas han crecido en las dos últimas décadas en términos desproporcionados. “Las sobredosis aumentaron más rápido que el número de recetas, lo que sugiere que la población utilizaría las benzodiacepinas de manera cada vez más riesgosa”, explica el autor principal del estudio, Marcus Bachhuber, profesor asistente de medicina del Albert Einstein College of Medicine, Nueva York.

Las benzodiacepinas son un grupo de fármacos que sirven para tratar la ansiedad o la depresión y el insomnio. Han sustituido de forma progresiva en los últimos 50 años a los barbitúricos por tener menores riesgos.

Incluyen productos como ‘alprazolam’ (Xanax), ‘clordiazepóxido’ (Librium), ‘diazepam’ (Valium) y ‘lorazepam’ (Ativan). ‘Clonazepam’ (Klonopin) controlan las convulsiones, mientras que ‘oxazepam’ (Serax) y ‘temazepam’ (Restoril) sirven para el insomnio.

Las benzodiacepinas comparten varios problemas de seguridad: además de las sobredosis, están asociadas con las caídas, las fracturas y los accidentes viales, además de inducir el abuso y la adicción”, indica Bachhuber.

Su equipo revisó los datos de las Encuestas del Panel de Gastos Médicos del período correspondiente entre los años 1996-2013.

En esos 17 años, la cantidad de adultos que utilizaron benzodiacepinas recetadas aumentó hasta más de dos tercios, pasando de 8,1 a 13,5 millones. Los motivos más comunes para recetar una benzodiacepina eran la ansiedad y los trastornos del ánimo, como la depresión y el insomnio.

En 1996, un 4% de los entrevistados había utilizado una receta para comprar una benzodiacepina, comparado con el 5,6% en el 2013. Además, creció tres veces la distribución de esos fármacos.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las muertes por sobredosis con benzodiacepinas crecieron de 0,58 por cada 100.000 personas en 1999 a 3,07 por cada 100.000 personas en el 2013, según publica el equipo en American Journal of Public Health. Esa tendencia se estabilizó en el 2010, pero en ciertos grupos, incluidos los mayores de 65 y algunas minorías, siguió aumentando.

El aumento de muertes por sobredosis sería debido por tres razones, apunta el equipo de investigación: dosis más altas, prolongación del tratamiento y la combinación de los productos recetados con benzodiacepinas obtenidas de manera ilegal.

Sin embargo, los resultados de este estudio ya ha generado cierta polémica en voces expertas, así, Tae Woo Park, profesor de la Escuela de Medicina Alpert de Brown University, Providence, Rhode Island, es de la opinión de que las muertes por sobredosis de benzodiacepinas exclusivamente son poco frecuentes. “La causa de muerte más común es la combinación con otros sedantes, como un opioide o el alcohol”, concluyó Park.
..Redacción