No se pierda

La reducción de las listas de espera en Madrid no pasa por la sanidad privada

8 de marzo, 2016
ClinicaPrivada

El plan de choque presentado por la Consejería de Sanidad de Madrid no incluye referencias a la concertación con los centros privados, por eso la Asociación de Clínicas Privadas de la Comunidad de Madrid (ACPM) emitió un comunicado hace unos días en el que asegura que “es un error prescindir de una medida de probada eficacia, como son los conciertos público-privados y duda de que los ‘pactos de gestión’ con los hospitales públicos puedan ser suficientes para racionalizar la lista de espera actual“.

En ese mismo comunicado se asegura que “los conciertos para pruebas y procedimientos quirúrgicos o los acuerdos para la prestación de determinadas prestaciones sanitarias como terapias respiratorias o diálisis, contribuyen a la descongestión del sistema público, además de suponer un importante ahorro para las arcas de la Comunidad. Sólo es necesario comparar el Acuerdo Marco de Procedimientos Quirúrgicos 2013 que determina los precios máximos de concierto y la Orden 731/2013 que fija los precios públicos por la prestación de los servicios y actividades de naturaleza sanitaria de la Red de Centros de la Comunidad de Madrid”.

Sánchez Martos se comprometió a que, desde el mes de noviembre, el 60% de los quirófanos de los hospitales públicos de la región operarán también por las tardes, con el fin de reducir las listas de espera quirúrgicas. Y fue la propia Cifuentes la que aseguró que esto se estaba cumpliendo en un 90% gracias los “pactos de gestión”. El Plan de mejora de la lista de espera para toda la legislatura, según anunció Cifuentes, tenía como objetivo disminuir el número de pacientes en espera de una intervención, reducir el tiempo de espera y la información veraz de todos los pacientes (número, demora, especialidad…).

Sin embargo, los datos de ACPM son muy significativos porque “los precios públicos deben ser considerados como ‘precios de coste’, ya que la sanidad pública no puede tener beneficio, destaca que los precios máximos que paga a un centro privado, que debe cumplir los mismos requisitos legales, asistenciales y de calidad que uno público, son normalmente más bajos que los públicos”.

Y para demostrarlo ha publicado una tabla comparativa de tratamientos y precios:

Diferencias precio concertada-publico

Por eso, la ACPM entiende que, “en la coyuntura económica actual, no se puede desaprovechar el importante ahorro que esto significa y quiere destacar el papel de la sanidad privada para el sostenimiento del SNS y que, con las continuas campañas de desprestigio de la sanidad privada se está poniendo en peligro un sector que es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro Sistema Nacional de Salud que, además, da trabajo en España a más de 350.000 personas y representa el 3,4% de nuestro PIB.
..Alfonso González