No se pierda

Madrid ajusta a la baja las donaciones de sangre recogidas por Cruz Roja

23 de marzo, 2016
Donacion sangre

Según ha informado el diario ABC la Comunidad de Madrid ha ajustado a la baja las bolsas de donaciones de sangre recogidas por la Cruz Roja en la calle, con quién tiene firmado un convenio. El consejero Sánchez Martos ha asegurado que “se adaptan a las necesidades reales de sangre que se esperan para el año”, por eso de las 140.000 pactadas se ha pasado a 120.000 (20.000 menos).

A pesar de que ni en 2014 ni en 2015 se llegó a cumplir con el objetivo esperado, cinco ayuntamientos gobernados por alcaldes del PSOE o de Podemos han vetado el paso estacionamiento de los autobuses de Cruz Roja en sus pueblos para las recogidas voluntarias. Los vecinos de San Fernando de Henares, Mejorada del Campo, Coslada, Velilla de San Antonio y Torres de la Alameda tendrán que ir a los hospitales a hacer sus donaciones de sangre.

Este veto se debe a que el convenio firmado por Cruz Roja y la Comunidad supone el pago de 67 euros por cada bolsa recogida, y las organizaciones políticas de izquierdas lo han considerado desde el inicio una privatización de las donaciones de sangre. El alcalde de Torres de la Alameda considera su postura una medida de presión para romper el convenio.

Sanidad afirma que con la centralización de la recogida hay más donaciones en los hospitales y han mejorado los volúmenes de sangre, hay más derivados y más grupos.

Antes de firmar el convenio, tanto Cruz Roja como el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid la sangre que extraían en la calle y en sus propios centros., la procesaban, la almacenaban y la distribuían a los hospitales, el Centro de Transfusiones los hacía exclusivamente a los públicos, mientras que Cruz Roja iba a públicos y a privados. Los 10 millones (aproximadamente) que obtenía de los hospitales privados le servían para financiarse. Con el convenio firmado el Centro de Transfusiones tiene que distribuir a los públicos y a los privados, cobrando por ello.

Por su parte, el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Ejecutivo autonómico, Angel Garrido, ha pedido a los alcaldes de los ayuntamientos que no dejan entrar a los autobuses de recogida de sangre de la Cruz Roja que “depongan esta actitud” que es una “auténtica irresponsabilidad” que genera “un daño tremendo al sistema sanitario“.
..Alfonso González