No se pierda

Algunos diuréticos y bloqueadores de canales de calcio están relacionados con niveles alterados de hormonas paratiroideas

16 de marzo, 2016
tiroides

Nuevos hallazgos podrían ayudar a explicar los diferentes efectos de ciertos diuréticos y bloqueadores de canales de calcio (BCC) sobre la densidad mineral ósea (DMO) y el riesgo de fractura.

En un grupo multiétnico grande de individuos con función renal normal, el uso del diurético tiazida (TZ) se asoció a niveles más bajos de la hormona paratiroidea (PTH), mientras que los diuréticos de asa y los BCC dihidropiridínicos fueron relacionados con niveles más elevados de PTH, tal y como observaron el doctor Anand Vaidya y sus colegas de la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston.

Si estos hallazgos pueden explicar observaciones previas sobre los efectos sobre el esqueleto asociados con el uso de estos medicamentos antihipertensivos e implicar a la regulación de PTH como un posible mecanismo subyacente a estas observaciones, merece la pena realizar estudios adicionales“, dicen el Dr. Vaidya y sus colegas en su informe, publicado el 15 de febrero en la revista Journal of Bone and Mineral Research.

Los estudios han relacionado el TZ a una mayor densidad mineral ósea, mientras que los diuréticos de asa se han ligado a una disminución de la densidad mineral ósea y a una mayor propensión a las fracturas, según han señalado los investigadores. Las células paratiroideas transportan los canales de calcio sensibles a la dihidropiridina, que podrían estar involucrados en la regulación de la PTH.

Para investigar si el efecto de los diuréticos y los BCC en los niveles de PTH podría ser responsable de sus efectos sobre el esqueleto, los investigadores evaluaron a más de 1.800 participantes en el Estudio Multiétnico de Aterosclerosis. Ninguno de los participantes tenía hiperparatiroidismo primario ni enfermedad renal crónica.

El nivel de PTH medio de los usuarios de TZ fue de 44,4 pg/ml, frente a 46,9 pg/ml de los no usuarios. Las personas que tomaron diuréticos de asa tenían un nivel medio de PTH de 60,7 pg/ml, frente a los 45,5 pg/ml de los no usuarios. De las personas que tomaron los BCC, a los que se les asignó dihidropiridinas tenían 5 pg/ml más de nivel de PTH que los que no tomaron dihidropiridinas.

Estas asociaciones pueden proporcionar una explicación mecanicista que vincula el uso de estos medicamentos al desarrollo de efectos secundarios óseos“, concluyeron el Dr. Vaidya y su equipo.
..Susana Calvo