No se pierda

Presentan un nuevo polímero que podría reemplazar las vértebras dañadas en operaciones

17 de marzo, 2016
Columna vertebral

Un nuevo avance presentado esta semana por la Sociedad Americana de Química (ACS), podría hacer que las operaciones para reemplazar una vértebras se puedan simplificar.

Como informa el portal VozPópuli en su sección de Biotecnología, se trata de un nuevo polímero biodegradable que no adquiere su forma definitiva hasta que está instalado en su sitio. “El objetivo global de esta investigación es encontrar nuevas vías para tratar a los pacientes con tumores espinales metastásicos”, explica la doctora Lichun Lu, autora del hallazgo.

Extraer una de las vértebras dañadas por este tipo de tumores requiere un proceso en el que hay que retirar una buena parte del hueso afectado que hay que reemplazar con nuevos materiales. La operación más compleja y a la vez arriesgada, consiste en la inserción a través del pecho de una pieza de metal u otro material; la menos invasiva se realiza mediante una incisión en la parte de atrás, pero con costosas prótesis de titanio.

La doctora Lu y su equipo han presentado un material que abarata los costes y simplifica los procedimientos, ya que el polímero se instala deshidratado y adquiere su forma al terminar la operación.

La columna es el lugar del esqueleto donde se produce de forma más frecuente la metástasis en personas con cáncer, pero a diferencia de los tratamientos actuales nuestra aproximación es menos invasiva y cara”, afirma Lu.

Uno de los aspectos más importantes de la investigación y, que a la postre marcaron el éxito de la misma, ha sido conseguir predeterminar la forma de la prótesis y dar tiempo a los cirujanos para instalarla, para que no adquiera su forma definitiva antes de tiempo.

Modular el grado y el ritmo de expansión del polímero era una cuestión de química”, asegura al respecto Xifeng Liu, coautor de la investigación.

Modulando el peso molecular y la carga del polímero hemos sido capaces de ajustar las propiedades del material”, añade.

Los autores hicieron todo tipo de pruebas para ver la biocompatibilidad de los materiales y tras probarlas en animales, muy pronto creen que la operación en personas puede ser una realidad.
..Redacción