No se pierda

Expertos dicen que las tasas de tuberculosis en España han disminuido pero avisan de que aún queda “mucho por hacer”

18 de marzo, 2016
Tuberculosis

Expertos reunidos ayer en la 4ª Jornada de Actualización en Tuberculosis de la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) celebrada en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC) señalan que los casos de esta enfermedad en España han “disminuido”, aunque alertan de que todavía queda “mucho por hacer”.

Hemos conseguido bajar las tasas, pero nos queda mucho por hacer y su control pasa por más profesionales formados y especialmente por una mayor difusión informativa y sensibilización, social y mediática”, comenta la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Inmaculada Alfageme Michavila.

De esta forma, la experta ha aludido al ‘boom informativo’ que generan las ‘infecciones de moda’ y el “poco eco” que consigue una enfermedad infecciosa que hace más de 50 años que tiene cura y que, sin embargo, sigue provocando más de 6.000 casos nuevos al año en España.

La tuberculosis sigue siendo hoy el exponente de enfermedad social y como tal requiere de un abordaje integral para luchar contra ella, y la Atención Primaria tiene ahí un papel fundamental. Es la enfermedad de la pobreza, también en los países ricos”, afirma el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, Juan José Rodríguez Sendín.

Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Francisco José Sáez Martínez, reconoce que ante el panorama actual de la tuberculosis en España, “no se puede ser muy optimista” y señala las dificultades con las que se encuentran los médicos de familia como, por ejemplo, la desorganización administrativa y los recortes que como indica ocasionan que no en todos los centros de salud puedan realizar el test de Mantoux para su diagnóstico cuando es necesario. El test de Mantoux (también conocida como de la tuberculina) es un test intradérmico que se utiliza para detectar, tanto en niños como en adultos, si se ha entrado en contacto con el bacilo de la tuberculosis, el Mycobacterium.

El responsable del Plan de Salud de Cruz Roja Española, Juan Jesús Hernández, recuerda el informe conjunto sobre las urgencias sanitarias de los defensores del pueblo españoles en el que solicitaron que el seguimiento médico se mantenga hasta el alta terapéutica y no se acabe al salir del hospital; la mayor sensibilización de algunas Comunidades Autónomas para promover la detección precoz y el tratamiento directamente observado.

Para el presidente del Comité Científico de la Red TBS, Julio Ancochea, la llamada a la esperanza debe estar presente, y es que como reconoce, en la Red están “contentos”, ya que añade que “nosotros cada vez somos más y trabajamos codo con codo, es ese trabajo diario y esa solidaridad de muchos profesionales del ámbito sociosanitario la que conseguirá que por fin las administraciones políticas y los medios de comunicación den a la tuberculosis la relevancia que merece, y se pueda por fin implementar las estructuras y recursos necesarios para poner fin a esta lacra”, concluye.

A nivel mundial, la tuberculosis se acerca al Sida como principal causa de muerte por infección
La tuberculosis se acercó por primera vez a finales de 2015 al Sida como principal causa de muerte por enfermedades infecciosas, y es que así lo expuso el Informe mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la tuberculosis 2015.

Durante 2014, el estudio determina que 1,5 millones de personas murieron por tuberculosis; en ese mismo período de tiempo, el número de muertes por Sida fue de 1,2 millones de personas, incluyendo a las 400.000 que padecían tanto el Sida como la tuberculosis.

El informe que, contiene datos de 205 países y territorios, hace referencia a todos los aspectos de la tuberculosis, incluyendo variaciones resistentes a los fármacos, investigación y desarrollo y financiamiento. De acuerdo al informe, en 2014, de los 9,6 millones de casos que enfermaron, seis millones (62,5%) fueron notificados a las autoridades nacionales; esto significa que hasta más de un tercio (37,5%) de los casos mundiales de tuberculosis no fueron diagnosticados, o no se notificaron a las autoridades nacionales. En 2014 la tuberculosis mató a 890 000 hombres, 480 000 mujeres y 140.000 niños.

No obstante, a pesar de estas cifras, el informe destacaba que la mortalidad provocada por la tuberculosis, en los últimos 25 años se redujo a la mitad, un descenso que se hizo especialmente significativo a partir del año 2000, debido a la entrada en vigor de los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas. Según la OMS, durante los últimos 15 años el diagnóstico y tratamiento efectivo de los casos detectados ha salvado la vida a unos 43 millones de personas.
..Emilio Ramírez