No se pierda

El 85% de los alumnos de CTO rechazan la polémica y apoyan al profesor y a la academia

22 de marzo, 2016
Grupo CTO Medicina

El 85% de los asistentes a la clase de Dermatología del Grupo CTO en Barcelona el pasado jueves 10 de marzo de 2016 han querido apoyar a la academia y al profesor aludido en la polémica generada por un “supuesto machismo”.

Los alumnos Anna Tarragó, Jesús Ruiz, Clàudia Rossillo, Oriol Cuñat, Miguel Martínez, Sara Sentí, Núria González han tenido la iniciativa de zanjar el problema y han emitido un comunicado en el que aseguran que las palabras se han sacado de contexto y que se ha dado una “visión sesgada de lo ocurrido”.

Estos alumnos han asegurado que se ha aprovechado el poder de difusión de las redes sociales y no se ha querido apreciar el ofrecimiento de diálogo del profesor, que ha sido fuertemente difamado, dando a conocer hasta su nombre y su lugar de trabajo sin haber sido contrastada la información completamente.
El comunicado es el siguiente:

Este comunicado pretende plasmar la realidad de la gran parte del alumnado, en concreto 85 de los 100 asistentes a la clase de Dermatología del pasado jueves 10 de marzo de 2016. Con estas palabras, no tenemos la más mínima intención de avivar el conflicto sino de aclararlo y zanjarlo.

La mayoría de los alumnos de sexto de Medicina nos dirigimos a academias como CTO para preparar el examen MIR. Como cada jueves, el profesor se presentó y nos ofreció su e-mail para que le consultáramos cualquier duda sobre el MIR, sobre la clase o sobre dermatología. Al poco rato de empezar, nos habló de la relación que tienen las glándulas de la piel con el folículo piloso. Para hacer más fácil el aprendizaje de esta la relación narró una breve ‘historieta’ o regla mnemotécnica que empezaba así: el folículo piloso quiere ligar, y se dirige a una discoteca de glándulas. En ésta, se encontraban la glándula ‘rancia’ (que no quiere ninguna relación con el pelo), la glándula ‘amorosa’ (que está totalmente abrazada al pelo) y la glándula ‘guarra’, (la que sólo se coge al pelo de la mano y además se localiza en zonas ‘guarras’ como las ingles, el escroto o las axilas). En este momento, una compañera levantó la mano para expresar que se estaba sintiendo ofendida, a lo que el profesor le respondió que lo sentía, que su intención no era ofender sino facilitar el estudio, y prosiguió con la clase. Más tarde, el profesor quiso hacer otra regla mnemotécnica con una foto de una famosa y dijo ‘SA-RA ES RIca en SIFILIS’, refiriéndose a las enfermedades dermatológicas que afectan palmas y plantas (SArampión, mordedura de RAta, EScarlatina, RIckettsias y SIFILIS). Aquí, algunas personas se levantaron y abandonaron el aula, a lo que el profesor respondió disculpándose nuevamente e insistiendo en que modificaría aquellas diapositivas que resultaban ofensivas. Tras la pausa, aprovechó para volver a disculparse y se ofreció a hablar con aquellos que se sintieron ofendidos al final de clase, siempre manteniendo una actitud conciliadora y queriendo resolver el daño provocado.

Bajo nuestro punto de vista, teniendo en cuenta que los comentarios y las diapositivas utilizadas no fueron las más correctas y que el contenido de éstos no es apropiado para impartir en las aulas, creemos que se ha transmitido a los medios de comunicación una visión sesgada de lo ocurrido. Si bien respetamos el sentir de nuestros compañeros, no compartimos en absoluto la forma en la cual se ha actuado, donde pese a los ofrecimientos de diálogo por parte del profesor, esa misma tarde se inició una campaña de difamación y linchamiento público a través de las redes sociales, (apareciendo incluso el nombre completo y lugar de trabajo del docente) llegando hasta los principales medios de comunicación nacionales.

Creemos que los hechos se han sacado de contexto. Durante la preparación del examen MIR, se utilizan diferentes reglas mnemotécnicas para facilitar el aprendizaje. La mayoría de los asistentes entendimos que el único objetivo del profesor era el de precisamente, facilitar dicho aprendizaje y no como se ha dado a entender, malinterpretando sus palabras como comentarios machistas o misóginos.

Rechazamos cualquier forma de machismo y creemos que se trata de un problema social que debe abordarse con seriedad, rigor y respeto.

Por todo ello, queremos denunciar el mal uso y la tergiversación de los hechos por parte de algunos de nuestros compañeros y medios de comunicación por abordar un tema tan sensible como el machismo, calificando a una persona con adjetivos que a nuestro parecer no son ciertos y sin tener en consideración las repercusiones profesionales y personales que éstos están teniendo.

Finalmente nos gustaría decir que estamos recogiendo firmas por parte de otros alumnos de la academia que hayan recibido esta clase para que se zanje de una vez este malentendido.
..Redacción