Inicio ASP Los antiinflamatorios más usados en el mundo como el diclofenaco o ibuprofeno...

Los antiinflamatorios más usados en el mundo como el diclofenaco o ibuprofeno también pueden aumentar el riesgo de infarto

Compartir

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) más antiguos como el diclofenaco o el ibuprofeno, podrían aumentar el riesgo de infarto, y es que así lo han observado investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) en un estudio que publica la revista European Heart Journal.

Los AINEs son un grupo de medicamentos ampliamente usados para tratar el dolor, la inflamación y la fiebre, a pesar de que algunos se han asociado a producir efectos secundarios, como el aumento de la presión arterial y retención de líquidos. Pero es el aparato digestivo la “diana” favorita de los AINEs para tales efectos adversos, como un mayor riesgo de úlceras, gastroduodenitis, lesiones tópicas y diarrea.

En este grupo se incluyen medicamentos tan conocidos y usados como el ácido acetil-salicílico, es decir, la aspirina, piroxicam, y los mencionados diclofenaco e ibuprofeno, entre otros. Desde hace años se sabe que los últimos desarrollados, como los inhibidores de la ciclooxigenasa 2 (COX-2), se asocian a un mayor riesgo de infarto.

El estudio que, se llevó a cabo en colaboración con 14 universidades y hospitales europeos, recopiló todas las investigaciones disponibles sobre el uso de estos fármacos en pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Ahora vemos que otros más antiguos, como el diclofenaco, también puede asociarse a un mayor riesgo, en la misma medida que otros que ya se han retirado del mercado”, explica Morten Schmidt, uno de los autores de este estudio que lo ve “preocupante” porque estos “se utilizan con frecuencia en todo el mundo, y en muchos países sin necesidad de receta”.

A tenor de estos resultados, “es necesario que los médicos hagan una evaluación exhaustiva de las posibles complicaciones que puede provocar en cada paciente”, afirma Christian Torp-Pedersen, profesor de Cardiología de la Universidad de Aalborg (Dinamarca) que también censura que puedan venderse sin receta si no alertan de los riesgos cardiovasculares asociados.
..Redacción