Inicio ASP Nuevo método para detectar infección bacteriana en recién nacidos prematuros

Nuevo método para detectar infección bacteriana en recién nacidos prematuros

Compartir

Un grupo de investigación dirigido por el profesor Morioka Ichiro de la Universidad de Kobe, Japón (Facultad de Medicina, Departamento de Pediatría), el Profesor Asociado Osawa Kayo (Facultad de Ciencias de la Salud, Departamento de Biofísica), y el tecnólogo clínico Sato Atsuko (Hospital de la Universidad de Kobe, Departamento de Clínica laboratorio) propone un nuevo criterio para el diagnóstico de la infección bacteriana en los neonatos prematuros.

El uso de este método podría conducir a un diagnóstico y tratamiento precoz para la infección bacteriana y mejorar el pronóstico de los recién nacidos prematuros. Estos resultados fueron publicados en la versión online de la revista Scientific Reports el pasado 1 de abril de 2016.
Los bebés nacidos prematuramente no han desarrollado plenamente las funciones inmunes. En comparación con los niños nacidos a término, si los recién nacidos prematuros sufren una infección bacteriana, hay una mayor probabilidad de muerte o impacto negativo en el crecimiento y desarrollo futuros. Sin embargo, en el caso de los recién nacidos prematuros, a veces puede ser difícil de detectar los signos de infección bacteriana que son visibles en adultos y otros lactantes: fiebre, conteo de glóbulos blancos, y aumento de la proteína C-reactiva (CRP). Se necesitaba un método alternativo para detectar la infección.

El grupo de investigación del profesor Morioka se centró en el seguimiento de las concentraciones séricas de procalcitonina (PCT), un marcador utilizado para la detección precoz de la infección bacteriana en adultos y niños. Entre junio y diciembre de 2014, se examinaron 1.267 sueros de 283 recién nacidos en la unidad de cuidados intensivos neonatales en el Hospital de la Universidad de Kobe. Los resultados demostraron que los niveles de PCT en los bebés a término aumentaron de forma provisional 1 día después del nacimiento, volviendo al nivel normal para los adultos a los 5 días (0,1 ng /mL). Sin embargo, en los recién nacidos prematuros se necesitaron 9 días después del nacimiento para que el PCT volviese a los niveles normales.

Basándose en estos resultados, el grupo representó dos curvas de referencia con los valores del percentil 50 y percentil 90. Cuando superpusieron 3 casos de recién nacidos prematuros con infección bacteriana en estas curvas, se observó claramente que en los tres casos las concentraciones séricas del PCT fueron más altas que los valores del percentil 95.

El empleo de este nuevo criterio para la detección de la infección bacteriana en los neonatos prematuros podría ayudar a mejorar su pronóstico. “Potencialmente también podríamos utilizar este método para limitar el uso innecesario de agentes antibacterianos“, comentó el profesor Morioka. “Nuestro próximo paso es verificar la precisión de los diagnósticos basados en estas curvas de referencia“.
..Susana Calvo