No se pierda

Un dispositivo que detecta la congestión pulmonar mejora los efectos de la insuficiencia cardíaca

6 de abril, 2016
Edema Guard Monitor

Según informaron los investigadores en la 65ª Reunión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología, el uso de un dispositivo de investigación que monitorea la acumulación de líquido en los pulmones de pacientes con insuficiencia cardíaca, pareció disminuir las hospitalizaciones relacionadas con insuficiencia cardiaca en más de la mitad, cumpliendo así el criterio de valoración principal del estudio, y redujo las muertes por cualquier causa en un 39% por año en comparación con la evaluación y el tratamiento estándar.

El Edema Guard Monitor avisa a los pacientes de un aumento de líquido en los pulmones, también llamada congestión pulmonar o edema, antes de que tengan síntomas, dijo Michael K. Shochat, MD, del Hillel Yaffe Heart Institute en Hadera, Israel, y autor principal del estudio. Shojat es también presidente de RS Medical Monitoring, la empresa con sede en Israel que fabrica el dispositivo Edema Guard Monitor.

En el momento en que un paciente presente síntomas clínicos de congestión pulmonar, la enfermedad ya se encuentra en una fase avanzada“, dijo Shochat. “Muchos pacientes necesitan hospitalización de urgencia y tienen una alta probabilidad de sufrir daños irreversibles en el corazón y los pulmones. En este estudio, los pacientes que utilizaron el Edema Guard Monitor comenzaron a tomar medicamentos antes de que la congestión pulmonar alcanzara una etapa avanzada“.

El Edema Guard Monitor – un dispositivo autónomo – mide la impedancia pulmonar, o la resistencia a la corriente eléctrica, dijo Shochat. Los pulmones sanos y llenos de aire son altamente resistentes a la corriente eléctrica, mientras que los pulmones hinchados por el líquido son menos resistentes. En la congestión pulmonar, los pulmones se vuelven gradualmente más y más hinchados por el líquido. Las técnicas existentes para el seguimiento del empeoramiento de la congestión pulmonar, tales como radiografías de tórax periódicas o exploración por tomografía computarizada (TC) de los pulmones, son costosas o no muy eficaces. Estudios preliminares habían sugerido que el tratamiento guiado de impedancia pulmonar podría reducir las hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca.

Este estudio demuestra por primera vez que un monitor de impedancia pulmonar no invasivo puede ser utilizado para detectar la congestión pulmonar en sus etapas más tempranas y que el tratamiento médico adecuado en esa etapa temprana puede reducir significativamente tanto las hospitalizaciones como la mortalidad“, dijo Shochat.

El ensayo IMPEDANCE-HF se llevó a cabo en dos centros médicos en Israel e incluyó a 256 pacientes con insuficiencia cardíaca crónica cuyos corazones bombeaban sangre a menos de la mitad del ritmo normal. Los pacientes tenían una media de 67 años de edad, y el 80% eran hombres. Antes de los pacientes fueran asignados al azar, recibieron tres meses de tratamiento a través de consultas externas para establecer las dosis máximas de los medicamentos de referencia dirigidas a controlar la insuficiencia cardíaca congestiva. Todos los pacientes asistieron a las consultas ambulatorias mensuales, durante las cuales un técnico midió sus congestión pulmonar utilizando el Edema Guard Monitor y su médico realizó una evaluación clínica estándar.

Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a uno de los dos grupos. En el grupo de tratamiento, los medicamento se recetaron o ajustaron en cada visita basándose en los resultados de la evaluación clínica y en la medición de la congestión pulmonar con el Edema Guard Monitor. En el grupo control, se recetaron o ajustaron las dosis de medicamento en base a la sintomatología clínica de la congestión pulmonar. El criterio de valoración principal fue las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca. Los objetivos secundarios fueron las hospitalizaciones y las muertes por cualquier causa. El tiempo medio de seguimiento fue de 48 meses para el grupo de tratamiento y 39 meses para el grupo de control.

En el grupo de tratamiento, en comparación con el grupo de control, las hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca disminuyeron un 58% durante el primer año de tratamiento, y la frecuencia de hospitalización relacionada con fallo cardiaco en un 56% al año durante todo el período de seguimiento, consiguiendo así el objetivo principal del estudio. Durante todo el período de seguimiento, las muertes por insuficiencia cardiaca se redujeron en un 62% al año y, las muertes por cualquier causa, se redujeron n 39% al año en el grupo de tratamiento, en comparación con el grupo de control.

La esperanza es que, con el tiempo, los pacientes sean capaces de utilizar el dispositivo en casa para medir su impedancia pulmonar una vez o dos veces al día, dijo Shochat.

Una limitación del estudio es que se excluyeron a los pacientes con insuficiencia cardiaca menos grave, o aquellos cuyos corazones podrían bombear sangre a más de la mitad del ritmo normal, y que los resultados no pueden extenderse a ese grupo de pacientes, dijo Shochat. En el año 2019 se esperan obtener los resultados de un ensayo aleatorio en curso del Edema Guard Monitor en pacientes con insuficiencia cardiaca menos grave.
..Susana Calvo