Inicio ASP ¿Cómo ha conseguido el Dr. Shetty convertir a la India en el...

¿Cómo ha conseguido el Dr. Shetty convertir a la India en el referente de operaciones “low-cost” de corazón?

Compartir

India es el segundo país más poblado del mundo y sus habitantes experimentan tres veces más complicaciones cardíacas que los ciudadanos de otros países debido a su genética, además de a una dieta rica en grasas y aceites. Sin embargo, la sanidad pública de la tercera economía de Asia deja mucho que desear: el Estado sólo aporta un 16 % del gasto en salud y gasta un 4,1 % del PIB en este sector.

Según un estudio reciente de la Fundación de Salud Pública de la India y la Escuela de Higiene & Medicina Tropical de Londres, en la India las enfermedades no transmisibles como las del corazón ahora son más comunes entre los pobres que entre los ricos: una de cada cuatro personas mueren de ataques al corazón, pero el país realiza solo entre 100.000 y 120.000 cirugías cardíacas al año. Para Usha Shrivastava, número uno de Salud Pública de la Fundación Nacional de Diabetes, Obesidad y Colesterol, esto se debe a que “hubo una rápida urbanización en la India que trajo un cambio en los patrones de dieta y estilo de vida, y que nos está llevando a este gran salto en enfermedades cardiovasculares”.

Devi Shetty, un pediatra y cirujano cardíaco internacionalmente reconocido, obsesionado con volver accesibles las cirugías cardíacas para millones de indios, se transformó en empresario y fundó una cadena de 21 centros médicos en la India, ahora famosa por haber conseguido recortar los costos de cirugías cardiacas en un 98%.

En este país necesitamos 2,5 millones de operaciones cardíacas al año y apenas se realizan 100.000“, afirmó Shetty. Su grupo médico, cuenta hoy con 6.000 camas en 14 hospitales en la India para dar respuesta a esta enorme necesidad.

Estrategia de Ahorro
Controlar los costos es clave en la India, donde más de dos tercios de la población viven con menos de2 dólares al día y 86% del cuidado de la salud es pagado por los individuos. El gasto de salud per cápita es de menos de 60 dólares al año.

Nuestros costes son bajos gracias a la economía de escala. Cuantas más operaciones realizamos más barato resulta“, explicó Shetty, de 60 años y formado en el Reino Unido. Además, los quirófanos operan 12 horas al día, seis días a la semana, maximizando su rentabilidad.

Shetty, que además fue cirujano de la Madre Teresa de Calcuta, hizo hincapié en que, “a diferencia del modelo de Occidente, mejoramos la eficiencia haciendo que nuestros cirujanos realicen más operaciones. A mayor número de operaciones por médico mejoran los resultados porque tienen más experiencia y bajan los costes. El objetivo es ofrecer cuidados médicos lo más barato posible al mayor número de personas posible“, subrayó.

Además, el cirujano-empresario ahorra en todo lo posible, desde los uniformes hasta el aire acondicionado, y utiliza técnicas propias de empresas como Walmart con compras de material al por mayor que rebajan los precios. También consiguió rebajar el precio de las batas de cirugías desechables y gasa estéril, convenciendo a un grupo de emprendedores en Bangalore para que lo hicieran por 60% menos que los proveedores europeos.

Para reducir los costos energéticos, solo los quirófanos de operación y las unidades de terapia intensiva tienen aire acondicionado. Shetty también ahorra al eliminar las pruebas de pre-quirúrgicas innecesarias.

Asimismo, la cadena de hospitales usa un software basado en la Web para manejar la logística, en lugar de licenciar o crear nuevos y costosos sistemas para cada hospital.

El precio actual de todo lo que uno ve en el cuidado de la salud es más que nada oportunismo y resultado de la ineficiencia”, recalcó Shetty.

Con estas acciones, Shetty logró recortar el precio de la cirugía coronaria de limpieza de arterias bypass a 95.000 rupias (US$ 1555) -la mitad de lo que costaba hace 20 años-, mientras que ese mismo procedimiento en Estados Unidos puede llegar a costar 50.000 dólares.

Esto muestra que los costos se pueden contener sustancialmente”, afirma Srinath Reddy, presidente de la Federación Mundial del Corazón, con sede en Ginebra. “Es posible ofrecer un cuidado cardíaco de muy alta calidad a un costo relativamente bajo”.

Su buque insignia
El Hospital Narayana Hrudayalaya de Bangalore, fundado en 2001 por Shetty, logró rebajar los costos a la mitad respecto a otros hospitales privados indios, por lo que pronto se convirtió en referente de este nuevo proyecto. De hecho, es el centro que más operaciones de corazón realiza en el mundo, llegando a realizar hasta 30 operaciones cardíacas al día.

Actualmente se ha convertido en la “ciudad de la salud“, un megacomplejo con 3.000 camas, entre ellas 1.000 para pacientes cardíacos y 1.400 para el cáncer, donde además se realizan 500 operaciones de cataratas al día. Desde allí, opera una de las mayores redes de telemedicina cardíaca del mundo, con conexiones a 100 centros en todo país que han tratado en la última década a 53.000 pacientes.

Compromiso con la sociedad
A pesar de que este proyecto persiga y logre beneficios económicos, también ofrece servicios sanitarios a los más desfavorecidos, beneficiándose el 60% de sus pacientes de alguna ayuda gubernamental o de ONG.

El propio Hospital Narayana financia 100 operaciones al mes a personas sin recursos a través de su ala caritativa. Además, cuenta con un microseguro sanitario que da cobertura a tres millones de granjeros del estado de Karnataka, cuya capital es Bangalore, que pagan al mes 22 centavos de dólar.

Además, las 4.000 cirugías pediátricas del corazón que Shetty ha realizado sin cargo alguno avalan su compromiso con la sociedad.

Planes de expansión
En la próxima década, Shetty planea incorporar 30.000 nuevas camas a las 6.000 con las que ya cuentan sus hospitales y rebajar el coste de una operación cardíaca a los 800 dólares. Además, ha identificó 100 ciudades que tiene entre 500.000 y 1 millón de habitantes sin hospitales coronarios para estudiar la posibilidad de exportar el proyecto.

Esta iniciativa ya se ha llegado a África a través del lanzamiento de una red de telemedicina que ofrece atención sanitaria en 55 ciudades africanas. Las Islas Caimán fue otro de los enclaves donde se construyó un hospital en 2014, pensado para atraer a pacientes estadounidenses dada su cercanía a Miami.

Un equipo de expertos médicos está estudiando si el riguroso recorte de costos de Shetty serviría como modelo para hacer más rentables las operaciones cardíacas que salvan vidas y más accesibles para los pacientes en la India y otras naciones emergentes. A pesar de ello, conviene no olvidar que toda esta expansión depende de mantener los costos bajos.

Creemos que la India se convertirá en el primer país del mundo que desligará la atención sanitaria de la riqueza“, vaticinó Shetty. “La India probará al mundo que la riqueza de una nación no tiene nada que ver con la calidad de la sanidad que sus ciudadanos disfrutan“.
..Susana Calvo